Hipertiroidismo en el gato.

Hipertiroidismo en el gato. Se trata de una enfermedad bastante frecuente que se presenta en los gatos de edades avanzadas.

Hipertiroidismo en el gatoEl Hipertiroidismo en el gato es una endocrinopatía ( enfermedad del sistema endocrino) en el cual hay una excesiva producción de hormona tiroidea por parte de su glándula productora, la glándula tiroidea.

El hipertiroidismo en el gato se debe normalmente a la presentación de una hiperplasia tiroidea o a la presencia de un adenoma tiroideo y estos procesos suelen presentarse en gatos de edades avanzadas, mayores incluso de 12 años y pueden estar afectados tanto los machos como las hembras sin importar la raza.

Normalmente estos gatos que padecen esta enfermedad vienen a la clínica porque el dueño nota que están perdiendo peso a pesar de comer bien, incluso más de lo habitual. También suelen tener poliuria ( orinan mucha cantidad) y tienen mal aspecto del pelo.

Como son animales mayores, la gente asocia esto a la edad y no le dan importancia hasta que se agrava el proceso. Cuando se presenta hipertiroidismo en el gato se afectan otros órganos debido a esta enfermedad y así puede haber cardiopatías, problemas circulatorios, renales y oculares debidos a hipertensión, etc. que pueden poner en peligro la vida de nuestro gato.

Para diagnosticar el hipertiroidismo en el gato se realiza un examen general del animal, se palpa el cuelo ( a veces se nota el aumento de tamaño de la glándula afectada), se ve el pelaje, se ausculta, se toma a temperatura, se ve el fondo de ojo, etc. Después se procede a realizar una analítica completa de sangre y orina para ver el estado en el que se encuentran los órganos y también para medir la concentración de hormona tiroidea que hay en la sangre. Hay pruebas mucho más complicadas y que requieren centros especializados para su realización, pero con lo anterior suele ser suficiente.

Para el tratamiento del hipertiroidismo en el gato podemos plantear dostipos de tratamiento: el quirúrgico y el médico. Se puede proceder a la tiroidectomía (extirpación quirúrgica de la glándula afectada), lo que requiere de un equipo especializado en este tipo de operaciones debido a la alta complejidad de la técnica y de los cuidados perioperatorios que requiere. También se puede utilizar yodo radiactivo para destruir la glándula afectada, lo que requiere de centros autorizados para el uso de estas sustancias y de los animales así tratados. También se puede destruir la glándula inyectando etanol bajo control ecográfico, lo que también tiene sus pros y sus contras.

En relación al tratamiento médico , se suelen utilizar fármacos antitiroideos, que es lo que se suele realizar con más frecuencia. Estos fármacos suelen controlar la enfermedad y sus efectos secundarios suelen ser manejables.

Queremos recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) tenemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página tuveterinario.info que también está operativo las 24 horas para que podáis consultar las dudas que tengáis sobre este u otros temas relacionados con la salud de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed