¿Le puedo dar sal y otras especias a mi perro?

¿Le puedo dar sal y otras especias a mi perro?

¿Le puedo dar sal y otras especias a mi perro?

¿Le puedo dar sal y otras especias a mi perro? Algunos de los productos que utilizamos habitualmente al preparar nuestra comida pueden ser muy peligrosos para nuestros perros.

¿Le puedo dar sal y otras especias a mi perro? Para finalizar con estos artículos relacionados con los «alimentos prohibidos» para nuestros perros, hoy vamos a hablar un poco acerca de la sal, especias como la nuez moscada y vegetales como la cebolla y el ajo, productos todos ellos muy utilizados para dar sabor a nuestras comidas pero que pueden resultar muy peligrosos para nuestros perros.

En relación a la sal, condimento que no falta en nuestras comidas por mucho que los médicos intenten restringir su uso en personas para prevenir la temida hipertensión (enemigo silencioso y con gravísimas consecuencias en personas), hay muchos alimentos que la contienen.

Muchos dueños de perros les dan como premios, productos que contienen elevados niveles de sal, tales como patatas fritas, determinadas galletas, ciertos frutos secos, etc. Puede parecernos increíble pero, una patata frita de bolsa, sólo una, contiene más sal de la que necesita un perro al día.

El problema de este aditivo viene del sodio que hay en su composición y que si produce una elevación de sus niveles en sangre va a originar graves problemas que ponen en riesgo la vida de nuestros perros. A partir de dos a tres gramos por cada kilo que pesa un perro ya pueden aparecer síntomas. Por encima de esos valores hay riesgo de muerte. Puede aparecer un cuadro de tipo digestivo, neurológico, renal y cardiorespiratorio que resultan muy graves y comprometen la vida del animal.

Podemos pensar que es muy difícil que un perro tome tales cantidades de sal pero es importante recordarlo en casos como si nuestro perro ha comido algo peligroso y queremos hacerlo vomitar. muchos habréis oído que la sal es un buen producto para inducir el vómito pero, ¿qué cantidad de sal le estamos aportando al perro en ese momento? Sin saberlo, es posible que le estemos produciendo a nuestro perro más daño que el que le puede producir lo que haya ingerido y queremos que vomite. Recordarlo para que NUNCA uséis la sal para producir el vómito e intentéis evitar los productos salados. En la clínica he llegado a tratar un caso de intoxicación por sal en un perrito al que le habían dado un hueso de jamón «para que se entretuviera».

Otra especia muy frecuente en los hogares es la nuez moscada, que usamos para darle sabor a ciertas comidas. La intoxicación en el perro se produciría si el perro tuviera acceso al envase, por descuido o, por ejemplo, que se vertiera su contenido al suelo y el perro lo ingiriera. Una cantidad equivalente a un par de nueces sería suficiente para poder provocar sintomatología neurológica y digestiva.

Por último, y no por ello menos importante o menos frecuente, tenemos ciertos vegetales como la cebolla y el ajo. Aunque parezca raro me consta que hay perros que les gusta tomar cebolla cruda, pero no sólo hay riesgo al comerla cruda sino que es un vegetal que utilizamos con muchísima frecuencia para darle sabor a nuestras comidas y que, es más, es el componente esencial de muchas de ellas (podemos citar la sopa de cebolla, la cebolla caramelizada, etc.).

La ingestión de estos vegetales, que contienen ciertos productos sulfurados, puede provocar trastornos digestivos y, lo que es mucho más grave, un cuadro de anemia hemolítica que es la que puede poner en riesgo la vida de nuestro perro y cuyo tratamiento puede ser bastante complicado.

Como resumen de estos artículos en los que hemos tratado de los riesgos potenciales de ciertos alimentos en nuestros perros, debemos quedarnos con lo siguiente:

Los perros no son personas y por ello debemos darle alimentos expresamente formulados para ellos. Lo que para nosotros puede resultar un premio, para nuestro perro puede ser VENENO.

El peligro de ciertos alimentos va a depender, en la mayoría de los casos, de la cantidad de producto que tome el perro; del tamaño del perro; de la susceptibilidad individual.

La alimentación es uno de los pilares básicos de la salud (en los perros y en nosotros). Una alimentación adecuada evita problemas muy frecuentes tales como el sobrepeso y la obesidad y otros no tan frecuentes pero también muy peligrosos: las intoxicaciones. Alimentar bien a nuestros perros es darles más calidad y esperanza de vida.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

 

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed