Mi perra está de parto.

Mi perra está de parto.

Mi perra está de parto.

Mi perra está de parto. Transcurridos los aproximadamente dos meses que dura la gestación, llega ese momento que tanto estamos esperando pero que, a la vez, tanto nos preocupa.

Mi perra está de parto. Una vez que, transcurridos entre 57 a 72 días, la gestación llega a término, empieza la siguiente fase de la reproducción: el parto.

¿Cómo podemos saber que nuestra perra se ha puesto de parto? Hay una serie de signos que nos orientan hacia la inminencia del parto. Así podemos ver que se produce un aumento del tamaño de la vulva y la aparición de un moco claro debido a que se desprende el tapón mucoso del cuello de la matriz. También, si podemos llevar un control de la temperatura de nuestra perra, veremos que se produce una bajada apreciable de la misma unas 12 a 24 horas antes del parto. La perra se muestra más inquieta y construye su nido, algo que suele hacer cerca de los dueños, al contrario que los gatos que buscan sitios apartados. Se producirá también la «bajada de la leche», que es la aparición de secreción láctea, aunque esto se puede presentar hasta dos semanas antes del parto y por ello no es tan orientativo.

Si habíamos realizado un seguimiento de la gestación de nuestra perra (hormonal, ecográfico y radiográfico) y sabemos cuándo se va a producir el parto, aproximadamente, ya debemos tenerle preparado un nido, lo suficientemente amplio como para que la perra pueda moverse fácilmente y sin riesgo para que aplaste a algún cachorro. También podremos saber el número de cachorros que deben salir y así estaremos al tanto por si se produce algún problema en el parto.

Una vez que nuestra perra se pone de parto ya se muestra con mayor claridad la intranquilidad de la perra, aparecen jadeos y las primeras contracciones. Una vez que ya está de parto aumentan las contracciones en intensidad y frecuencia y podremos ver que aparece la salida de líquidos. El primer cachorro suele salir entre 10 minutos y media hora desde que notamos las contracciones y NUNCA debemos dejar que ese periodo se alargue por más de 120 minutos, ya que podría indicarnos que están presentándose complicaciones en el parto con la presencia de sufrimiento fetal y puede dar lugar a la muerte de ese cachorro y del resto de la camada, además de otras complicaciones en la madre.

Normalmente pasa poco tiempo entre la salida de un cachorro y otro. Suele ser el primer cachorro el que suele originar la mayor parte de los problemas en el parto (distocias) y los demás suelen salir con menos dificultad. Si el tiempo se prolonga más de 120 minutos también podría ser indicativo de problemas, aunque hay veces que el tiempo es aún más largo y no hay ningún problema. Esto es fácil de apreciar en la consulta explorando a la perra pero es algo complicado para los cuidadores de perros.

La placenta de cada cachorro puede salir junto al mismo o transcurridos unos minutos. Será la madre la que se encargue, normalmente, de limpiar a los cachorros, retirar los restos placentarios y cortar el cordón umbilical. Si la madre no se ocupa de ello, algo que puede ocurrir por muy diversos motivos, tendremos que recurrir a actuar como unas buenas matronas perrunas y hacerlo nosotros. Secaremos a los perritos con cuidado, le limpiaremos las vías respiratorias de secreciones (podemos utilizar una pera de goma para tal labor) y le cortaremos el cordón umbilical ( a unos 2cm de distancia de su ombligo, previo anudamiento de un hilo limpio y posterior limpieza de esa zona).

Debemos dejar que la perra esté tranquila durante el parto y, si es de las que quieren que sus cuidadores estén con ella, estar al lado pero intentando interferir lo mínimo.

Una vez que el parto finaliza debemos comprobar que le ha bajado la leche a la madre y que los cachorritos están mamando sin problemas. Las primeras 24 horas de lactación son fundamentales pues lo que la madre segrega es lo que se conoce por calostro, y este tipo de leche lleva los anticuerpos que aporta la madre y que protegerán a los cachorros frente a determinadas enfermedades. Pasadas esas 24 horas ya no se segrega calostro sino leche materna normal. Es importante que hayamos contactado con nuestro veterinario para que nos dé las indicaciones pertinentes, sobre todo si hay algún problema con los tiempos, tanto al inicio del parto como entre cachorro y cachorro. Si la perra ha parido en un sitio que no nos interesa, ahora es el momento de cambiar la disposición del nido para ubicarlo en otro sitio que consideremos más adecuado. También podemos aprovechar, cuando finaliza el parto, para cambiar las toallas o la manta que cubren el nido pues estarán mojadas y sucias.

Es importante saber que la perra seguirá expulsando por la vulva secreciones sanguinolentas aún durante un tiempo, algo completamente normal, pero que si son muy voluminosas o se alargan en el tiempo, debemos consultarlo con nuestro veterinario.

En estos primeros momento desde el parto es normal que la perra no quiera abandonar el nido ni para ir a comer. No debemos preocuparnos pues acabará acudiendo a su comedero sin mayor problema. Con respecto a la ingestión de las placentas y demás restos, no es necesario que lo haga pues es algo meramente instintivo y sin repercusión para la madre ni los cachorros. La gente suele creer que las perras se comen las placentas para favorecer la bajada de leche y en realidad lo hacen por limpieza y para ocultar pruebas del parto a posibles depredadores.

Si todo ha ido como debiera, ya tenemos unos cuantos miembros más en la familia y tendremos que observarlos para asegurarnos de que todos se encuentran en perfectas condiciones. Aquí vuelve a ser interesante una revisión veterinaria que pueda descartar en los cachorros la presencia de ciertos problemas congénitos como, por ejemplo, la presencia de paladar hendido o de labio leporino, atresia anal, etc. que puedan ocasionar graves complicaciones que incluso pongan en peligro la vida de nuestros cachorritos.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), operativo también las 24 horas y donde podemos contestar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de nuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Comentar

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed