Mi perro tiene una infección de orina.

Mi perro tiene una infección de orina.

Mi perro tiene una infección de orina.

Mi perro tiene una infección de orina. Las infecciones son uno más de los problemas que pueden presentarse en el aparato urinario de nuestros perros.

Mi perro tiene una infección de orina. Los problemas del aparato urinario son motivo de visita frecuente a la clínica veterinaria. Hay diversos problemas que pueden afectar al aparato urinario y la sintomatología es bastante similar en muchos casos.

Entre los síntomas más frecuentes de problemas de las vías urinarias nos encontramos con la presencia de fiebre; disminución del apetito; dolor al orinar; los perros orinan muchas veces pero apenas unas gotas; los perros orinan y beben mucho; presencia de sangre en la orina; orina en sitios distintos a los habituales; imposibilidad para orinar; etc.

Cuando un perro tiene algún problema en sus vías urinarias, sobre todo en el caso de las vías urinarias bajas, sus cuidadores piensan primero que se trata de una infección de orina.

Efectivamente, en muchos casos podemos encontrarnos frente a una infección urinaria pero es fundamental intentar diagnosticar su causa para poder instaurar un tratamiento eficaz que solucione el caso de forma permanente.

En el caso de los cachorros, sobre todo las hembras, es frecuente la presencia de cistitis con la presencia de sangre en la orina, algo que alarma mucho a sus cuidadores aunque, en muchas ocasiones, no se trata de nada serio y que suele responder bien con el tratamiento antibiótico y antiinflamatorio oportuno.

Pero no todos los casos de infecciones en los cachorros son leves y en bastantes ocasiones se trata de infecciones secundarias a otros procesos como pueden ser problemas congénitos tales como anomalías en la inserción de los uréteres, problemas en la conformación de la vejiga, malformaciones en la vagina, etc. que dan lugar a que, secundariamente, se produzca una infección urinaria. En estos casos, por mucho que tratemos la infección, si no solucionamos el problema principal (muchas veces mediante cirugía) no podremos controlar la infección.

Hay más enfermedades que pueden facilitar la aparición de una infección de vías urinarias como por ejemplo la presencia de cálculos en la vejiga. Si no se eliminan los cálculos, los cuales irritan la pared de la vejiga inflamándola y erosionándola, no vamos a poder controlar la infección secundaria que puede acompañarlos.

Igual que en el caso anterior ocurre con ciertas neoplasias que pueden aparecer en vejiga y hay que tratarlas para controlar también la infección.

En muchas ocasiones tenemos estos problemas y no se acompañan de infección urinaria aunque los cuidadores creen que de eso se trata ya que los síntomas pueden ser muy similares.

Con los problemas en uréteres y riñones pasa lo mismo pues puede aparecer una infección en riñón (pielonefritis o una nefritis infecciosa) y suele ser algo más serio que las infecciones de vías urinarias bajas y si no se solucionan pueden poner incluso en riesgo la vida del perro.

Por último comentamos que hay enfermedades o tratamientos que pueden originar infecciones secundarias en vías urinarias como son la diabetes mellitus, síndrome de Cushing, o los tratamientos con corticoides y no debe dejar de prestarse atención a eso pues son problemas graves que requieren atención rápida.

Por lo tanto, podemos decir que, ante la sospecha de un problema de vías urinarias o de una infección urinaria, lo primero que habría que hacer es un buen examen del perro que, en muchas ocasiones, debe complementarse con analíticas de sangre, orina y de pruebas de diagnóstico por imagen como radiografía, ecografía, TAC o RM según sea el caso.

No se debe instaurar un tratamiento, y menos antibiótico, sin tener un examen básico del perro pues podemos originar otros problemas, agravar los ya existentes o, como está ocurriendo actualmente, originar resistencias bacterianas múltiples a los antibióticos, lo que también repercute en las personas pues esas bacterias resistentes originan muchos miles de muertes al año.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Comentar

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed