¿Cuánto dura el embarazo de una perra?

¿Cuánto dura el embarazo de una perra?

¿Cuánto dura el embarazo de una perra?

¿Cuánto dura el embarazo de una perra? Esta es una pregunta muy frecuente, sobre todo en los que se enfrentan a esta situación por primera vez.

¿Cuánto dura el embarazo de una perra? Cuando uno se plantea cruzar a su perra para tener una camada, la primera duda que le surge es la duración de la gestación.

Cuando acude un cuidador de perros a la consulta para informarse sobre el tema de la gestación en los perros, en muchas ocasiones se quedan sorprendidos  de la duración del proceso gestacional ya que lo consideran muy corto, si lo comparan con el de las mujeres.

El embarazo o la gestación dura en las perras una media de días que oscila entre 52 y 72 días. Como vemos esta variación es muy amplia y podría acotarse si conociéramos el pico de LH (elevación de esta hormona), que nos diría que el parto se produciría a los 65-66 días del mismo. O también podríamos decir que el parto se produciría sobre los 63 días tras la ovulación. Nosotros, cuando no contamos con esos datos, solemos tomar como media de duración de una gestación entre los 58 y 63 días.

Cuando un perro monta a una perra, los espermatozoides pueden permanecer viables y con capacidad de fecundación hasta una semana, por lo que, si no sabemos cuándo ha sido montada la perra y a esto le añadimos ese periodo de una semana entre la monta y la fecundación, veremos que es difícil saber cuándo se producirá el parto.

Podemos conocer cuando se produce el pico de LH y la ovulación si hacemos un seguimiento de la monta de la perra y esas mediciones hormonales. Si no es así, se puede hacer también un seguimiento ecográfico de la evolución y, mediante la realización de una serie de medidas, nos orientaremos sobre cuándo se va a producir el parto.

Lo ideal sería tener esto bien controlado. Si conocemos cuándo se va a producir el parto podemos tener todo preparado para que no nos coja por sorpresa. Además es interesante saberlo para tener avisado a nuestro veterinario por si fuera precisa su atención durante el mismo, sobre todo en algunas razas que suelen tener más problemas, como es el caso de las braquicéfalas como, por ejemplo, el bulldog inglés.

Con el seguimiento ecográfico de la gestación no solo vamos a predecir el momento del parto sino que podemos vigilar el desarrollo de los fetos y, una vez comenzado el parto, valorar si hay algún problema en el mismo o si existe sufrimiento fetal que pueda recomendar la realización de una cesárea.

Al final de la gestación la perra puede empezar a soltar un flujo transparente por la vulva, el tapón de moco del cuello uterino. Las mamas pueden empezar a desarrollarse en esos momentos, pero en ocasiones lo hacen antes y otras tras el parto, por lo que no es el dato más objetivo para orientarnos del parto inminente. También hay un cambio en el comportamiento de la perra, que puede estar más nerviosa, excava como para hacer un nido donde dar a luz, puede no querer separarse de los cuidadores o puede que se esconda. Otro signo es la bajada de la temperatura corporal en las 24 horas anteriores al parto, pero para saber esto hay que ir tomando la temperatura periódicamente.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

 

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed