Mi gato tiene miedo a los ruidos.

Mi gato tiene miedo a los ruidos.

Mi gato tiene miedo a los ruidos.

Mi gato tiene miedo a los ruidos. Muchos os habréis dado cuenta este fin de año de que vuestro gato tiene miedo a los ruidos. Ya que sabemos la existencia de este problema, intentemos tratarlo.

Mi gato tiene miedo a los ruidos. El miedo a los ruidos es bastante habitual en nuestros animales de casa, tanto en los perros como en los gatos. Hoy hablamos sobre este problema en los gatos y qué podemos hacer.

El miedo es una respuesta adaptativa que presentan nuestros animales, en este caso los gatos, mediante la cual intentan evitar aquello que puede ocasionarles algún daño o poner en peligro sus vidas.

En ocasiones esta respuesta está aumentada y aparecen son las fobias, en la que hay una respuesta muy fuerte a un estímulo menor, algo que también es frecuente en nuestros animales.

Normalmente, cuando nuestro gato sufre este proceso se esconde en algún sitio lo más recóndito posible y puede volverse agresivo si intentamos sacarlo de ahí. También pueden aparecer síntomas de estrés y ansiedad y puede aparecer cambios en la alimentación o en los hábitos de eliminación así como agresividad dirigida a otros congéneres o a personas que conviven con él.

Ante estas situaciones debemos adelantarnos al momento en que se va a producir el factor desencadenante, por ejemplo los fuegos artificiales y los petardos. Si sabemos de una fecha concreta en la que se producirán esos eventos lo ideal sería que, sobre una semana antes de ello el gato permaneciera en casa, con su comida y agua al alcance.

Sería muy interesante, además de obligatorio en muchas regiones, el tener al gato identificado por si, como consecuencia del miedo, el gato se escapase de casa y así poder localizarlo más fácilmente.

El gato debe tener sitios donde poder esconderse si así lo quiere y debe poder acceder a esos sitios con facilidad.

Emplear las feromonas artificiales que son como las que libera el gato cuando se encuentra a gusto y seguro en un sitio. Todos hemos visto a nuestros gatos restregar la cara en algún sitio. Esto no lo hacen para rascarse sino que en esa zona hay unas glándulas que liberan unas sustancias llamadas feromonas que le indican que ese es un sitio agradable y seguro para él. Pues estas feromonas sintéticas las debemos empezar a emplear sobre una semana antes de que se inicie el evento con petardos y cohetes.

Una vez que el evento ha empezado, debemos asegurarnos de que nuestro gato esté lo menos expuesto posible a esa situación. Lo mantendremos encerrado en casa y con todas las salidas cerradas para evitar que pueda escaparse y perderse o sufrir un accidente.

Para minimizar los ruidos de los petardos y cohetes debemos cerrar las ventanas y bajar las persianas de manera que el ruido sea lo más leve posible y tampoco se vean las luces que provocan las explosiones de los cohetes y petardos. Incluso, tal y como ya comentamos en el caso de los perros, podemos intentar disimular los ruidos poniendo música o la televisión.

Si el gato se esconde en algún sitio, no impedir que se esconda ni forzarlo a salir pues vamos a potenciar la ansiedad que siente y además puede agredirnos.

Una vez que acaba el evento de petardos y cohetes debemos dejar que nuestro gato se tranquilice y salga por sí solo de su escondite y que poco a poco vaya recuperándose del estrés sufrido. Debemos mantener el uso de las feromonas varios días más mientras el gato se normaliza por completo. Si por la ansiedad hay episodios de agresividad hacia otros gatos que conviven con él o hacia las personas, debemos intentar evitar el acercamiento forzado y mantener al resto de gatos separados mientras se vuelve al status quo inicial.

Si vemos que el tiempo pasa sin que se vaya solucionando el problema deberíamos contactar con nuestro veterinario para que sea él quien continúe tratando el problema y se llegue pronto a una solución, para lo cual es posible que haya que recurrir a tratamiento con medicación ansiolítica, que siempre debe prescribirse por el veterinario y ser él quien lleve el seguimiento del caso

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed