Mi gato está estresado.

Mi gato está estresado. Los gatos son animales muy sensibles y cualquier cambio en su medio puede originar un estado de estrés que en ocasiones es muy intenso y dar lugar a importantes trastornos en el gato afectado.

Mi gato está estresado. Aquellos que tenéis gatos en vuestros hogares habréis podido comprobar que son animales muy sensibles y que pequeñas modificaciones en su medio o en su rutina diaria les causan estrés.

¿Cómo podemos saber si nuestro gato está estresado? Como decía más arriba los gatos son animales muy sensibles a los que les gusta tener una rutina diaria y si esa rutina se altera pueden sufrir cuadros de estrés. Esto podemos notarlo en cambios de comportamiento o en la aparición de diferentes patologías que están relacionadas con ese estrés.

Cuando uno conoce el comportamiento habitual de su gato es más fácil darse cuenta de que, en ocasiones, aparecen cambios en ese comportamiento. Esos cambios pueden ser muy sutiles y hay que estar muy pendientes del gato para poderlos notar. En otras ocasiones esos cambios son muy marcados y llaman inmediatamente la atención de sus cuidadores.

Entre esos cambios que podemos notar en el comportamiento de nuestros gatos podemos citar el que estén mucho tiempo escondidos, pareciendo como que quieren pasar desapercibidos.

En otras ocasiones hay cambios en el comportamiento de eliminación y el gato puede orinar o defecar fuera de su arenero en sitios donde nunca lo había hecho. Hay que tener cuidado pues estos cambios en los hábitos de eliminación también pueden deberse a enfermedades del aparato urinario (infección, cristales, cálculos, neoplasias, etc.) o del digestivo (presencia de parásitos, cuerpos extraños, enfermedad inflamatoria, neoplasia, etc.) por lo que se llega a su diagnóstico excluyendo las afecciones de esos aparatos. Bien es cierto que en los gatos hay una entidad que es bastante frecuente, la cistitis idiopática, que es una afección de la vejiga de la orina entre cuyas causas está el estrés.

Más cambios que podemos citar son los que se producen en sus hábitos de acicalamiento y el gato, o deja de acicalarse o lo hace de forma compulsiva. En estas ocasiones nos encontramos con que el gato tiene el pelaje sucio y/o enredado o también podemos notar la aparición de calvas en algunas zonas, en ocasiones muy extensas, ya que el gato al lamerse contínuamente, rompe los pelos y parece que hay una caída excesiva.

Otros cambios comportamentales pueden ser la presencia de un babeo excesivo, que el gato maúlle constantemente, agresividad, etc.

El estrés, al igual que pasa con nosotros, puede generar una bajada de las defensas y favorecer la aparición de enfermedades o agudizar alguna que ya esté presente en el gato pero que se mantenía bajo control.

Para intentar evitar o al menos minimizar el estrés en nuestros gatos es muy importante conocer cómo se siente bien un gato. Un gato es un animal de rutinas, lo que quiere decir que no le gustan los cambios y que en ocasiones, por muy pequeños que sean esos cambios o esas modificaciones en su rutina, van a originar situaciones de estrés.

A nuestros gatos también les gusta jugar y desarrollar sus instintos naturales por lo que siempre es interesante estimularlos con juegos, sobre todo esos en los que obtienen recompensas como es esconder la comida en juguetes que se mueven como si fueran presas de las que cazan en la naturaleza, por ejemplo.

A los gatos también les gusta tener controlado su entorno, por lo que es interesante el ponerle plataformas a las que puedan trepar y subirse para poderse sentir seguros y poder observar su entorno.

También les gusta a los gatos tener su arenero propio, mejor que compartirlo con otros congéneres, y que esté situado en un sitio tranquilo donde no les molesten otros congéneres, ni los cuidadores ni los ruidos de máquinas como, por ejemplo, una lavadora.

Manejando estas situaciones de forma sencilla vamos a poder hacer que nuestro gato se sienta bien y así minimizamos muchísimo el riesgo de presentación de cuadros de estrés en nuestros queridos mininos.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed