Mi gato tose.

Mi gato tose.

Mi gato tose.

Mi gato tose. En los gatos también son frecuentes los procesos que cursan con toses, entre otros síntomas.

Mi gato tose. En los gatos, al igual que pasa con los perros, son frecuentes los procesos que cursan con la presencia de tos entre otros síntomas.

La mayoría de las ocasiones la tos suele ser una tos seca, que da la impresión de que se produce para expulsar algún cuerpo extraño de las vías aéreas y que muchas veces los propietarios asocian con que sus gatos han tragado pelos.

Las causas más frecuentes de la presentación de tos en los gatos son los procesos infecciosos de vías altas, el asma felina y la presencia de parásitos pulmonares.

En relación con los procesos infecciosos de vías altas, son enfermedades de origen vírico como es el caso de la rinotraqueitis vírica felina o coriza del gato las que producen la aparición de tos. Junto a la tos aparecen otros síntomas tales como la presencia de fiebre, disminución o falta de apetito, el gato está más apagado, hay secreción nasal y ocular, estornudos, etc.

En el plan vacunal de los gatitos se encuentra la vacunación frente a estas enfermedades pero en ocasiones ya se han contagiado antes de que se instaure dicho plan vacunal. Los virus permanecen después en el gato, convirtiéndolos en portadores de la enfermedad y cuando hay bajadas de defensas pueden reactivarse.

Otra de las causas de tos en nuestros gatos era la enfermedad conocida como asma felino, enfermedad en la que se afecta el árbol bronquial y que cursa con la presencia de tos, dificultad respiratoria (disnea), adopción de posturas que faciliten la entrada de aire a los pulmones, etc. El asma puede ser de varios grados pero en ocasiones las crisis son tan graves que ponen en peligro la vida del gato afectado por lo que debe llevarse un control riguroso y estar prevenido frente a la aparición de crisis agudas.

Por último citamos otra causa frecuente de tos en los gatos y es la presencia de cierto tipo de parásitos ( estrogiloides) los cuales son adquiridos por el gato al ingerirlos en animales que cazan tales como son algunos anfibios, roedores, pájaros, etc. que se han alimentado a su vez de caracoles y babosas parasitadas. Junto a la tos puede haber dificultad respiratoria, apatía, disminución del apetito, etc.

El diagnóstico de los diferentes procesos se hacen en la clínica examinando al gato y realizando los estudios complementarios pertinentes ( radiografías, analítica de sangre, estudios coprológicos, etc). Una vz diagnosticado el proceso se procede a instaurar el tratamiento oportuno.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

 

 

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed