¿Mi perro me puede contagiar la leishmaniosis?

¿Mi perro me puede contagiar la leishmaniosis?

¿Mi perro me puede contagiar la leishmaniosis?

¿Mi perro me puede contagiar la leishmaniosis? Este es uno de los miedos que tienen los dueños cuando oyen hablar de esta enfermedad.

¿Mi perro me puede contagiar la leishmaniosis? Ya estamos en primavera y empezamos con las campañas de prevención frente a los ectoparásitos. Junto a las pulgas y garrapatas nuestros veterinarios y  distintos medios de comunicación nos informan de que también tenemos que proteger a nuestros perros frente a la picadura de un «mosquito», ya que puede transmitir a nuestro perro una enfermedad conocida por leishmaniosis.

Ya hemos dedicado artículos a esta terrible enfermedad que afecta a los paises del arco mediterráneo pero que, debido al cambio climático y al hábito cada vez más frecuente de viajar con nuestros animales a zonas endémicas de esta enfermedad, están apareciendo casos en países que se consideraban libres de ella.

La leishmaniosis es una enfermedad que se transmite a través de la picadura de ese «mosquito». Cuando pica introduce los parásitos causantes de la enfermedad tanto en los animales como en las personas,

Para que un perro o una persona padezca la enfermedad se requiere la presencia del vector, que en este caso es el «mosquito». Cuando el mosquito pica a un perro enfermo y se alimenta con su sangre, el parásito entra en el mosquito y en él sufre una muda que requiere varios días hasta que el parásito se dirige a las glándulas salivales del mosquito y cuando este vuelve a picar para alimentarse, los parásitos entran en el nuevo hospedador (animal o persona).

Se han hecho estudios en los que se han encontrado casos de transmisión de la madre a los cachorros durante la gestación y también el contagio a través de transfusiones de sangre, pero su frecuencia es muy pequeña en comparación con los contagios a través de la picadura del vector.

También se ha visto que esta enfermedad en humanos se presenta más frecuentemente en casos de personas con el sistema inmune deprimido por enfermedades ( síndrome de inmunodeficiencia adquirida, tratamientos oncológicos, tratamientos inmunosupresores, etc.).

Cuando alguno de nuestros perros adquiere la enfermedad no significa que nos estemos exponiendo a contagiarnos sólo por el hecho de tocarlo o de convivir con él. No debemos olvidar que nuertro perro no ha adquirido la enfermedad del aire sino a través de la picadura de un «mosquito» y que, si un mosquito portador ha picado a nuestro perro, también podría picarnos a nosotros,

Ciertamente los perros actúan como reservorios de la enfermedad pero hay muchos otros animales que también lo son, por lo que el control de la enfermedad es muy difícil. Pero es importante tener muy claro que para que exista contagio de la enfermedad debe haber intermediación del insecto vector, el «mosquito», y que si no es a través de él nuestro perro, si está infectado, no podrá transmitirnos la enfermedad. De aquí la tremenda importancia que tienen los planes de prevención frente a la picadura de este «mosquito» y que no debemos descuidar en ningún momento.

Una vez que se diagnostica la enfermedad en nuestro perro y se instaura el tratamiento disminuye muchísimo la posibilidad de que nuestro perro actúe como reservorio del parásito por lo que es muy importante, no sólo para la salud de nuestro perro y mejorar su pronóstico, sino también para evitar que sea fuente de contagio a otros perros y personas a través de la picadura del vector, el que instauremos el tratamiento pertinente lo antes posible y que no descuidemos el uso de los antiparasitarios adecuados.

Es muy importante que sea nuestro veterinario el que instaure el tratamiento adecuado para nuestro perro, que dependerá de diversos e importantes factores  tales como el estadio de la enfermedad en el que se encuentra el perro, si hay enfermedades concurrentes, etc. y que supervise la evolución de la enfermedad y nos recomiende el antiparasitario más aconsejable para nuestro perro.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Comments

  • Rocio

    mayo 2, 2016

    Hola tengo un american stanford y hace unos días e notado
    K al rededor de ojo en la parte externa se le está haciendo como caspa y una pequeña herida y está blanco x favor nesecito ayuda

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed