Mi perro tiene los dientes sucios.

Mi perro tiene los dientes sucios. Los problemas dentales son muy frecuentes en nuestros perros, sobre todo en los de razas pequeñas y mini.

Mi perro tiene los dientes sucios. Los problemas en la boca de nuestros perros son muy habituales en la clínica veterinaria. Podemos encontrarnos con problemas tales como la gingivitis, que es la inflamación de las encías; presencia de sarro dental, que es el acúmulo de material calcáreo de color marronáceo que cubre el esmalte de los dientes; caries dentales, que son lesiones en el esmalte del diente, aunque en nuestros perros suelen presentarse en la zona oculta del diente; parodontitis, que es una afección grave del aparato de sujeción del diente al hueso, lo que conlleva a su pérdida y que es debida a un proceso infeccioso crónico.

Cuando nuestros perros viene a la clínica los cuidadores creen que el problema que tienen es la presencia de caries, pero en la inmensa mayoría de los casos nos encontramos con un gran acúmulo de sarro, que suele acompañarse de gingivitis y parodontitis en muchos casos.

Esto suele ser un proceso evolutivo. El sarro es el depósito mineral que se produce sobre la parte visible del diente y en la zona del margen gingival. Esto va a originar un proceso inflamatorio de los tejidos blandos que, junto a la proliferación de la placa bacteriana va a originar un daño en la encía, un aumento de profundidad del saco gingival y, en casos más avanzados, daño en las estructuras de sujeción del diente que va a dar lugar a la caída de la pieza afectada.

Hay perros que tienen mucho sarro y poca placa bacteriana y en otros se da el caso contrario, que tienen poco sarro y mucha placa bacteriana. Es esa placa bacteriana la que va a originar el mal olor característico de este tipo de procesos, lo que se conoce por halitosis.

Cuando un perro acude a la clínica debido a que tiene sarro, gingivitis, halitosis, etc. normalmente se va a tener que recomendar una buena exploración para ver si hay algún problema más ( caries, dientes de leche que no se han caído, mal posicionamiento de los dientes, crecimientos neoplásicos, etc.) que pueden ser parte del problema y que nunca debemos olvidar revisarlos pues el tratamiento de la boca puede requerir limpieza, extracción dentaria, extirpación de masas, empastes, etc.

En relación al sarro, que es de lo que hoy hablamos más concretamente, cuando se presenta en el perro, la única solución es realizar una limpieza de boca para su completa eliminación y, a partir de ese momento, realizar un tratamiento preventivo con el cepillado en casa y el uso de productos que ayuden a mantener sana la boca controlando el depóstito de placa bacteriana y de sarro.

Cuanto antes se tomen estas medidas menos dañada estarán las estructuras ( diente y aparato de sujeción) y así evitaremos la pérdida de la pieza afectada. Hay veces en las que los dientes simplemente se caen al realizar una limpieza de boca ya que sólo están unidos a otro dientes por la placa de sarro, que actúa como una especie de cemento.

Para realizar una buena limpieza bucal es preciso anestesiar al perro afectado para poder actuar con seguridad tanto para el paciente como para el personal que la realiza. Es un acto sencillo, aunque en ocasiones hay que realizar extracciones dentarias u otras actuaciones una vez que el sarro permite ver correctamente el estado de la boca. Una vez limpia la boca, nuestro perro estará en casa en pocas horas y completamente recuperado.

Una vez limpia la boca de nuestro perro es FUNDAMENTAL prevenir para que la boca se mantenga sana y para ello debemos limpiarla a diario. Ya hace tiempo tenemos a disposición dentríficos específicamente formulados para su uso en perros y debemos utilizarlos a diario con la ayuda de cepillos de dientes que estén adaptados para su uso en perros. Hay cepillos como los que usamos nosotros. También existen cabezas de cepillos que se ajustan a nuestro dedo e, incluso, hay cepillos que actúan sobre las dos caras de los dientes a la vez.

Junto al cepillado de los dientes podemos utilizar los premios que hay preparados para controlar el depósito de sarro en los dientes limpios y que actúan de forma mecánica ( por su estructura) como química ( eliminando sustancias que ayudan a la higiene oral).

La inmensa mayoría de perros de razas pequeñas y miniatura tienen problemas con el sarro y la placa bacteriana que derivan en una grave afección, la parodontitis, que en su fase más avanzada es irreversible y da lugar a la pérdida de la pieza o piezas afectadas.

Como siempre decimos, y no nos cansaremos de ello, más vale prevenir que curar y, en este caso, es muy evidente pues si no hay una buena prevención desde edades tempranas, casi con toda seguridad habrá afectación de la boca con pérdida de dientes, mal olor y , lo que es más importante para la salud de nuestros perros, habrá dolor y riesgo de enfermedades en otros órganos ( aparato respiratorio, riñones, etc.) debido a la infección crónica en la boca de nuestro perro.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Comentar

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed