Mi perro no puede orinar.

Mi perro no puede orinar.

Mi perro no puede orinar.

Mi perro no puede orinar. Este es un problema que se presenta con relativa frecuencia en la clínica y que requiere tratamiento urgente.

Mi perro no puede orinar. Los problemas de las vías urinarias en los perros son frecuentes y pueden cursar con una sintomatología variada. Estos problemas pueden presentarse tanto en machos como en hembras pero suelen ser los machos los que dan más problemas.

Cuando hay algún trastorno en las vías urinarias de nuestros perros puede aparecer sangre en la orina, dolor al orinar, puede que el perro orine poca cantidad pero muchas veces, puede orinar en sitios distintos a los habituales, incluso en casa aunque nunca lo haya hecho antes. También puede haber imposibilidad de orinar o que nuestro perro no esté produciendo orina.

Cuando notamos alguno de los síntomas que hemos mencionado más arriba, lo ideal es acudir al veterinario para que realice un buen examen del perro y también los análisis complementarios, tanto de orina como de sangre, si lo cree pertinente, así como estudios de imagen (radiografías o ecografías) para llegar al diagnóstico del proceso.

Cuando nuestro perro presenta dificultad o imposibilidad para orinar normalmente vamos a estar enfrentándonos a dos problemas sobre todo: una obstrucción uretral por la presencia de cálculos uretrales o por el crecimiento de una neoplasia que afecte a esa zona.

El problema de una obstrucción uretral por la presencia de cálculos es mucho más frecuente en machos que en hembras debido sobre todo a dos motivos: por el menor diámetro y longitud uretral con relación a las hembras y por la presencia del hueso peneano, sitio muy común de obstrucción por cálculos movilizados desde vejiga.

Cuando el perro no puede orinar por una obstrucción hay que atenderlo urgentemente pues el reflujo de orina que se produce hacia los riñones puede provocar una afección renal muy grave y también porque cuanto más tiempo esté el cálculo obstruyendo la luz uretral, más difícil va a ser su movilización.

El tratamiento de una obstrucción por cálculos es sondar la uretra e intentar movilizar el cálculo hacia la vejiga y ahí proceder a su eliminación. En el caso de que se trate de una neoplasia habrá que realizar un estudio para ver su extensión y el tipo de terapia que requiere, pero mientras tanto hay que vaciar la vejiga mediante sondaje o mediante punción si no es posible lo anterior.

Una vez resuelta la obstrucción se procederá a instaurar el tratamiento oportuno ( antiinflamatorios, analgésicos, espasmolíticos, quimioterápicos, etc.) que requiera el caso.

Recordar que una dificultad para orinar hay que tratarla aunque no sea una urgencia pero que una obstrucción, sea cual sea la causa, requiere atención urgente.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

 

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed