¿Puedo bañar a mi gato?

¿Puedo bañar a mi gato?

¿Puedo bañar a mi gato?

¿Puedo bañar a mi gato? Nuestros gatos también pueden bañarse pero hay que tener en cuenta una serie de circunstancias.

¿Puedo bañar a mi gato? Ya hablamos en el artículo anterior sobre la cuestión del baño en los perros y hoy vamos a hablar un poco del baño en el caso de nuestros mininos.

En el caso de los gatos su piel, tal y como ocurre con los perros y los seres humanos, es el órgano más extenso de su cuerpo. La función de la piel es la de proteger al organismo frente agresiones del medio externo ( agentes infecciosos, agentes irritantes, radiaciones ultravioletas, etc.) al igual que controla la temperatura, mantiene la hidratacion evitando pérdidas excesivas de agua, etc.

La piel se organiza en capas, con sus correspondientes células y estructuras anexas y va a estar recubierta por una secreción lipídica, secretada por las glándulas sebáceas y sudoríparas, que tienen función protectora.

Cuando se baña un gato, al igual que cuando nos bañamos nosotros, arrastramos esa capa protectora pero se regenera de forma rápida y no tiene que haber ningún problema siempre y cuando utilicemos productos adecuados a la piel del gato y que no contengan sustancias más o menos irritantes.

La frecuencia del lavado en los gatos sería la que nuestro animal necesitara. Normalmente los gatos tienen un hábito de limpieza muy marcado  y es difícil que un gato que viva en un hogar se encuentre sucio. Los gatos, al lamerse, arrastran la suciedad y los pelos muertos ( causa de las tan conocidas «bolas de pelo»), a la vez que les sirve para regular su temperatura corporal en los meses más cálidos.

Es por ese hábito que tienen de lamerse para acicalarse por lo que, en el caso de nuestros gatos, es MUY IMPORTANTE utilizar productos que estén autorizados para su uso en esta especie. No debéis olvidar que es muy difícil que un gato se intoxique debido a la ingestión voluntaria de algo pero sí que es muy frecuente que se intoxiquen debido a que al lamerse ingieren sustancias tóxicas que hay en la piel ( insecticidas, disolventes, productos químicos que puedan ir en champús no aptos para ellos, etc.

Siempre que un gato se manche la piel con algún producto irritante, tóxico, etc. debemos lavar muy bien el pelo para evitar la intoxicación accidental. Dependiendo del producto se debe contactar con su veterinario para que aconseje sobre cómo limpiar a nuestro gato sin correr riesgos innecesarios.

Cuando lavemos a nuestro gato también debemos enjuagarlo perfectamente para evitar estos problemas que hemos comentado.

Por otra parte ya sabemos que suele ser complicado bañar a un gato pues es una actividad que no les suele agradar en absoluto. Cuando un gato se opone al baño puede volverse agresivo y convertirse en un peligro para la integridad física de su dueño o del peluquero que intenta bañarlo. En esos casos es mejor desistir de la intención y, si es necesario bañarlo, cortarle el pelo o realizar cualquier tratamiento en la piel de nuestro gato, quizá sea aconsejable acudir a nuestro veterinario para que proceda a tranquilizar al gato y así `podamos trabajar con él con la mayor seguridad posible.

Más información sobre el baño en nuestros animales

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), operativo las 24 horas y donde podéis consultar todas vuestras dudas sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

 

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed