¿Regalo un animalito para Navidad?

Ahora que estamos casi empezando las fiesta de Navidad, todos los años nos vienen a la clínica muchas personas preguntando sobre qué animalito pueden traer a casa Papá Noel o los Reyes magos de Oriente.

Ante esta pregunta lo que exponemos a los interesados es lo siguiente: por qué queremos un animalito; para quién es el regalo; ¿hay en casa alguna persona alérgica a los animales?; ¿quién se va a ocupar de las atenciones que precisa el animal?; ¿estamos en condiciones de poderlo atender adecuadamente?

Yo, desde un punto de vista meramente egoista y mercantil estaría contentísimo de que estas navidades se regalasen cantidades ingentes de perritos y gatitos. Desde el punto de vista de lo que es mi ética profesional debo desaconsejar el utilizar a los animalitos como regalo navideño.

De todos es conocido el elevadísimo número de animales abandonados en nuestro país cada año. La gente cree que se suele hacer cuando llega el verano y uno no sabe dónde dejarlos en vacaciones o qué hacer con ellos. La realidad es que el abandono es mayor en la época de Semana Santa, y es debido a que los propietarios de esos animales no estaban preparados para cuidarlos y, una vez que han dejado de ser cachorritos, ya no son tan queridos en casa.

No estoy aquí para criticar la moralidad de las personas. Mi labor consiste en intentar informar al mayor número de personas posible y que esa información sea de utilidad tanto para los que tienen un perro, un gato u otro animal en casa como para los que quieren hacerse con uno.

Para tener un perro o un gatito, así como un animal exótico, deberíamos de respondernos a las preguntas que expuse al principio. Si una vez que las respondemos nos encontramos capacitados para tenerlo, ¡ADELANTE! Si tenemos serias dudas o creemos que no vamos a poder atenderlos como es debido, quizá deberíamos posponer la llegada de un animalito para otro momento o para siempre.

No olvidemos nunca que los animales también tienen unos derechos y que debemos respetarlos, al igual que se hace ( o debe hacer) con los de las personas. Debemos darles alojamiento y comida adecuada; debemos sacarlos a pasear y jugar varias veces al día para que se socialicen y realicen ejercicio; debemos atenderlos sanitariamente, vacunando frente a las enfermedades más frecuentes u obligatorias y desparasitándolos tanto interna como externamente. Cuando llegan las vacaciones una opción si no pueden viajar con nosotros es la de las residencias para animales, pero ¿no lo pasarían mejor con sus propietarios?

Si llegado el caso y por motivos de causa mayor no podemos tener una mascota en casa, JAMAS se nos ocurra dejarla abandonada en la calle. Ante un problema de este tipo, debemos contactar con las asociaciones y refugios de animales para que nos asesoren sobre lo que podemos hacer e intentar encontrar un nuevo hogar para la mascota. No es fácil lograrlo y los animales no se merecen eso por lo que volvemos a reiterar que lo pensemos muy bien antes de pedir un pequeño animal como regalo de Navidad.

Desde la Clínica Veterinaria OLIVARES y su página oficial, tuveterinario.info/tuveterinario esperamos que tengáis unas Felices fiestas y un próspero año 2013.

Manuel Olivares, veterinario de la Clínica OLIVARES y tuveterinario.info/tuveterinario

 

Comentar

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed