Asma felina.

El asma felina es una enfermedad respiratoria frecuente en nuestros gatos y requiere un diagnóstico preciso.

asma felinaEn artículos anteriores empezamos a hablar sobre los procesos que cursan con tos en nuestros gatos y hoy vamos a dedicarle unas líneas al asma felina.

Entre las variadas causas de la presencia de tos en el gato citábamos las alteraciones en las vías respiratorias altas ( laringe, faringe, tráquea) y vías bajas ( bronquios, pulmón). En el caso del asma felina nos encontramos con un proceso que afecta las vías bajas, concretamente a los bronquios, provocando su constricción.

Para más información sobre la tos en el gato, PINCHA AQUÍ

Cuando se produce esa broncoconstricción ( estrechamiento de la luz de los bronquios), ello trae consigo una dificultad, más o menos intensa según el grado de constricción, para el paso del aire hacia los pulmones. Con esto se va a presentar una serie de síntomas en nuestros gatos asmáticos como son:

Tos, que puede ser leve y esporádica a intensa ycon cierta continuidad. Normalmente          aparecen brotes paroxísticos de tos, que es seca, como si el gato quisiera expulsar algo.

-Disnea inspiratoria, lo que quiere decir que nuestro gato tiene gran dificultad para                  inspirar (introducir aire en los pulmones) debido a esa estrechez de las vías.

-Cianosis, que es que las mucosas de nuestro gato toman una coloración morada debido a      la falta de oxigenación de los tejidos.

Aunque el origen del asma felina es alérgico, hay que tener presente que ciertas circunstancias ( inhalación de gases, irritantes, situaciones de estrés, etc.) pueden favorecer la aparición de una crisis asmática o agravar un cuadro ya presente.

El diagnóstico de esta enfermedad se debe hacer en la clínica y va a requerir de la exploración de nuestro gato ( temperatura, color de mucosas, palpación, auscultación) y la realización de pruebas ( radiología y analítica). Esta es la forma de llegar a un diagnóstico preciso para poder instaurar el tratamiento pertinente.

El tratamiento de esta enfermedad requerirá el uso de broncodilatadores, corticoides, oxigenoterapia, etc. que se utilizarán de una forma u otra según el proceso, gravedad y facilidad de uso tanto en la clínica como en casa ( vía oral, inyectable o vía respiratoria).

En todo caso debemos RECORDAR que esta enfermedad puede llegar a ser bastante grave pues puede en cualquier momento aparecer una crisis asmática severa que requiera tratamiento urgente.

Nosotros, en la Clínica Veterinaria OLIVARES, en Granada, tenemos a disposición nuestro SERVICIO de URGENCIAS las 24 horas,  así como nuestro teléfono de consulta, el cual aparece en la página, también las 24 horas, para atender todos estos problemas así como las dudas que puedan surgir sobre este y otros temas.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES y de tuveterinario.info

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed