La tos en el perro

La tos en el perro.

La tos en el perro puede deberse a muchas causas y cada una requiere un tratamiento.

La tos en el perroAl igual que decíamos en el caso de los gatos, cuando mi perro tiene tos, puede deberse a distintos motivos. Entre las causas más frecuentes de la tos en el perro, podemos citar las siguientes:

Problemas en el aparato respiratorio, pueden ser de origen irritativo, infeccioso, cuerpos extraños, tumores o masas que compriman las vías aéreas, constricción de vías aéreas, acumulación de líquido en las vías aéreas.

También puede tener su origen en problemas cardíacos, neurológicos, etc.

 

La tos en el perro puede ser de curso agudo ( horas, pocos días) o de curso crónico ( semanas, meses). Un golpe de tos, sobre todo si conocemos su origen ( inhalación de un perfume, por ejemplo), no tiene la mayor importancia y no requiere ninguna terapia, pero si no conocemos el origen de la tos en el perro, o esta se prolonga en el tiempo, debemos consultar con nuestro veterinario de confianza pues, normalmente, se deberá realizar un estudio de nuestro perro para intentar localizar el origen de la tos.

En la consulta, el veterinario deberá explorar a nuestro perro, tomando la temperatura, viendo las mucosas, auscultando y, si es preciso, realizando radiografías o estudios ecográficos y electrocardiográficos.

La tos en el perro, a parte de lo que hemos comentado anteriormente, puede tener una localización en vías altas o en vías bajas. La tos de vías altas puede tratarse de una faringitis,  una laringitis o una traqueítis ( infecciosas, inflamatorias, parasitarias, etc.). En el caso de las vías bajas podemos citar las bronquitis, asma, neumonitis, etc.,que también podrán ser infecciosas, inflamatorias, alérgicas, etc.

Al igual que comentábamos en el caso de los gatos, cuando aparece la tos en el perro, no consiste en recetar un antitusígeno y ya está, sino que debemos saber que la tos es un síntoma de una enfermedad respiratoria, cardiaca, obstructiva, etc. y que no sólo hay que tratar ese síntoma sino que debemos tratar el proceso que la origina. Si la tos se debe a un edema de pulmón, mientras que no se elimine el líquido acumulado en vías aéreas no se va a solucionar la tos, incluso puede agravarse el problema.

Como hemos visto, la tos en el perro es un síntoma que puede ser de alguna enfermedad grave y no debemos descuidarla. Hay procesos agudos que se hacen crónicos y van a estar causando trastornos a nuestro perro el resto de su vida si no los solucionamos a tiempo.

Hay enfermedades que en principio son banales, como por ejemplo la tos de las perreras, de la que hablaremos más adelante, y que pudiéramos comparar con un cuadro gripal en una persona. Es una enfermedad que requiere tratamiento sintomático con antiinflamatorios y antitusígenos, pero a veces se complica con procesos bacterianos y hay que recurrir a usar los antibióticos adecuados. Esto será nuestro veterinario quien vea la situación de nuestro perro y el tratamiento que requiere.

Nosotros, en la Clínica Veterinaria OLIVARES, en Granada, tenemos a vuestra disposición el servicio de urgencias las 24 horas del día así como el teléfono de consulta, también las 24 horas para que podáis consultar estas u otras dudas que os puedan surgir en relación a vuestros animales.

En artículos posteriores os iremos hablando de enfermedades en concreto que pueden cursar con tos para que podáis tener una idea de lo que padece vuestro perro y lo que se puede hacer en esos casos.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES y de tuveterinario.info

Comments

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed