Han mordido a mi gato.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es IMG_20210722_123321-150x150.jpg

Han mordido a mi gato. Las peleas entre gatos son muy habituales y es fácil que se produzcan mordeduras, las cuales pueden provocar lesiones muy serias.

Han mordido a mi gato. Las mordeduras en los gatos pueden ser superficiales, como simples arañazos, y en esos casos basta con limpiar bien la zona y aplicar algún antiséptico con clorhexidina o povidona yodada. En otros casos, aunque las lesiones parezcan no tener importancia pues solo vemos uno o varios pequeños orificios creados por los colmillos del gato al morder, las complicaciones que se producen pueden ser muy graves.

En el caso de los gatos no suelen provocarse los destrozos internos ( desgarros musculares y tendinosos, fracturas óseas, etc.) que se producen en el caso de las mordeduras de los perros pero lo más importante es que aunque se trate de lesiones muy pequeñas en apariencia, donde con dificultad y mucha observación se pueden apreciar los orificios producidos por los colmillos, las bacterias que son inoculadas al morder dan lugar a que se genere una infección que puede ser muy grave.

En las agresiones entre gatos tampoco ocurre lo que sí que puede suceder cuando es un perro el que muerde al gato y lo zarandea, esas lesiones internas por desgarros de órganos o lesiones en el sistema nervioso que en muchas ocasiones llevan a la muerte sin que el dueño llegue a apreciar lesiones externas en su animal.

En el caso de los gatos puede ser que el cuidador de pronto note que hay una zona inflamada en el gato. Esto es más frecuente que se produzca en cabeza, alguna pata o base de la cola ya que son los típicos sitios donde se producen las mordeduras. Hay una inflamación y dolor en la zona debido a la lesión y la formación de un absceso, que tendrá más o menos extensión. Primero está esa zona inflamada y dura y después va madurando y se reblandece llegando a abrirse y dejar salir el pus.

En ocasiones hay que drenar ese absceso y limpiarlo muy bien para facilitar su curación y para ello es preciso sedar al paciente ya que puede ser bastante doloroso. También puede ocurrir que el cuidador lo que aprecie sea una costra dura más o menos extensa en la zona de la mordedura y es una zona de piel muerta debido a la lesión. En otros casos lo que se aprecia es un agujero en la piel, más o menos extenso y más o menos profundo dependiendo de la zona donde se produce la lesión.

Las mordeduras también pueden perforar la pared abdominal y originar una peritonitis muy grave o producir lesiones en otras zonas que den lugar, por ejemplo a pérdida del pabellón auricular, etc.

Siempre es aconsejable que si vemos que nuestro gato es agredido por otro lo examine nuestro veterinario buscando esas lesiones difíciles de apreciar y pudiendo instaurar cuanto antes el oportuno tratamiento antibiótico y antiinflamatorio. Cuando el absceso ya se ha formado o apreciamos una costra o una falta de tejido habrá que realizar una buena limpieza de la zona, Muchas veces bajo sedación para poder retirar todo el tejido muerto y favorecer la acción de los medicamentos y acelerando el proceso de curación.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Comentar

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed