Cheiletiellosis en el perro.

Cheiletiellosis en el perro. Es otra de las enfermedades parasitarias que pueden afectar a la piel de nuestros perros.

Cheyletielosis en el perro.Cheiletiellosis en el perro. Esta enfermedad de nombre tan raro es otra de las enfermedades parasitarias que pueden afectar a la piel de nuestros perros. Está producida por otro ácaro, en este caso Cheyletiella yasguri y, como en los casos anteriores son ácaros muy pequeños, aunque este se puede visualizar más fácilmente con ayuda de una lupa.

Es esta parasitación un proceso muy contagioso entre perros, gatos y, NO OLVIDARLO, también puede afectar a las personas que conviven con animales afectados. Se da con más frecuencia en animales jóvenes, sobre todo si proceden de criaderos, refugios o tiendad donde no existan las condiciones de higiene adecuadas.

Este parásito va a originar una abundante descamación en la piel de los perros. Junto a esa descamación también se encuentra el parásito y es posible visualizarlo a simple vista ya que, si nos fijamos bien en la zona de descamación, veremos que esas escamas tienen movimiento. En realidad se trata de los parásitos desplazándose y es por eso que también se conoce este fenómeno como caspa ambulante.

Junto a esa descamación, localizada sobre todo en la zona dorsal del perro ( cabeza y tronco), también hay picor (prurito) cuya intensidad va a ser variable. En el caso de las personas afectadas el picor aparece en antebrazos, abdomen y en las piernas. Se trata de un proceso de hipersensibilidad a la presencia de este ácaro y es un fenómeno que desaparece una vez que tratamos a nuestro perro.

Cuando llevamos a nuestro perro a nuestro veterinario de confianza, este realizará el examen general del animal y luego procederá a realizar pruebas diagnósticas. La más habitual en estos casos es usar una tira de celofán y pegarlo a las zonas de descamación. Se lleva esa tira al microscopio y ahí se podrá ver el parásito o sus huevos, algo que es diagnóstico del problema.

Una vez que tenemos diagnosticada la parasitación se instaurará el tratamiento pertinente con los productos acaricidas que nuestro veterinario considere más adecuado para nuestro animal ( edad, raza, etc.).  Si el picor es intenso, aunque este irá desapareciendo con el tratamiento acaricida, es posible que sea necesario instaurar también un tratamiento para controlar el picor lo antes posible ya que el perro puede autolesionarse con el rascado o mordido de las zonas pruriginosas.

Más información sobre este tema.

Como siempre, os recordamos que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas al igual que el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), operativo también las 24 horas y desde donde podremos intentar resolver todas vuestras dudas sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, vetrinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed