Con nuestros perros en el campo.

Con nuestros perros en el campo. Más consejos para evitar problemas con nuestros animales durante este verano.

Con nuestros perros en el campo.

Con nuestros perros en el campo.

Con nuestros perros en el campo. Vamos a continuar con los consejos que os estamos ofreciendo para que todos podamos disfrutar de estas vacaciones, incluidos nuestros queridos compañeros, los animales.

Hemos hablado en artículos anteriores sobre los cuidados que debemos tener cuando viajamos, cuando vamos a la playa, etc. Hoy vamos a hablar un poco acerca de los cuidados que debemos tener cuando veraneamos en el campo ( chalet, casa de campo, camping, etc.).

Una vez que llegamos a nuestro destino vacacional en el campo debemos tomar una serie de medidas. Si es la primera vez que estamos en ese sitio debemos dar una vuelta para conocer el entorno y averiguar si hay alguna zona que pueda suponer un peligro para nuestro perro. Esto puede parecer una tontería pero veréis por qué lo consideramos importante. Si la residencia tiene piscina hay que tener en cuenta lo siguiente: que tenga una vaya protectora que permanezca cerrada cuando no hay nadie dentro y así evitaremos que nuestro perro pueda caer en ella sin haber nadie que pueda ayudarle a salir ( sobre todo si nuestro perro no sabe nadar o nunca se ha bañado en piscina, mar, etc.

También debemos mirar que tenga escaleras de obra, con amplios escalones para que nuestro perro pueda salir sin dificultad si se cae dentro. Si la piscina no tiene este tipo de escalera sino las metálicas con pasamanos, debemos tener la precaución de vigilar que el nivel del agua sea el adecuado para que nuestro perro pueda utilizarla para salir. Recordad que los perros que mueren ahogados en una piscina lo hacen por agotamiento al no poder salir de ella, no porque no sepan nadar.

Debemos evitar que nuestros perros beban de la piscina pues, además del riesgo de caerse dentro, el agua de la piscina suele llevar muchos productos químicos ( cloro, antialgas, etc. ) que pueden provocar trastornos en nuestro perro.

Al igual que se hacemos, sobre todo cuando hay niños pequeños, ES MUY IMPORTANTE tener los productos de limpieza y control de la piscina fuera de su alcance para evitar posibles intoxicaciones, las cuales pueden ser de extrema gravedad para unos y otros.

Junto a las piscinas, fuentes, arroyos, jardines, parques, etc. Suelen encontrarse en esta época insectos tales como las avispas y las abejas. También debemos tener cuidado con ellas pues su picadura, a parte de que sea más o menos dolorosa, puede provocar reacciones alérgicas en nuestros perros, llegando en algunas ocasiones a poner en peligro la vida de nuestro animal. En el caso de que conozcamos que nuestro perro sufre reacciones alérgicas por la picadura de avispas o abejas, no debe faltarnos en nuestro botiquín algún producto que las evite. Debéis preguntar a vuestro veterinario para que os aconseje y recete el más adecuado para vuestro perro.

Ya lo hemos comentado en artículos anteriores y tampoco nos puede faltar aquí. Nuestros perros no son inmunes a los efectos de las radiaciones solares y también en la piscina o en el campo pueden padecer dichos efectos y sufrir quemaduras. Debemos utilizar las cremas fotoprotectoras que están formuladas expresamente para ellos, sobre todo si nuestro perro es de piel clara, tiene poco pelo o zonas despigmentadas. Junto a esto es importante intentar evitar la exposición prolongada al sol en las horas centrales del día.

Las largas caminatas, el senderismo, etc., sobre todo en perros no acostumbrados a ello, pueden originar lesiones en almohadillas y espacios interdigitales, algo que debemos también tener controlado.

En los jardines y en el campo pueden haber muchas gramíneas y sus espigas pueden introducirse en los conductos auditivos, espacios interdigitales, fosas nasales, etc. originando problemas tales como otitis, fístulas y abscesos interdigitales, afección nasal por cuerpo extraño, etc. Es por ello que siempre que vengamos de dar un paseo debemos explorar esas zonas para cerciorarnos de que no hay ninguna espiga que pueda darnos problemas.

Aunque cada vez es menos frecuente, también hay que tener cuidado cuando salimos al campo para evitar que nuestro perro pueda ingerir cebos envenenados. Aún hoy se siguen usando ( algo que está totalmente prohibido) los cebos envenenados para la eliminación de alimañas. La intoxicación por este tipo de venenos es muy grave y nuestro perro puede morir si no recibe rápida asistencia.

Por último, debemos tener a nuestro perro siempre bajo control para evitar que pueda perderse, sobre todo si no conoce la zona en la que nos movemos. No debe dejarse suelto sin control y debe estar correctamente identificado para, si se extravía y alguien lo encuentra, puedan contactar con nosotros lo antes posible.

Más información sobre estos temas

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada), ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas así como el teléfono de consulta  que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), operativo también las 24 horas y donde podéis consultar todas las dudas que tengáis sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Comments

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed