¿Cuándo empiezo a vacunar a mi perro?

¿Cuándo empiezo a vacunar a mi perro?

¿Cuándo empiezo a vacunar a mi perro?

¿Cuándo empiezo a vacunar a mi perro? Es posible que en estas fechas lleguen nuevos amiguitos a casa. Sí, por fin tenemos ese cachorrito que tanto esperábamos pero enseguida empiezan a surgirnos las primeras dudas, entre ellas, cuándo empezar con sus vacunas y si estas son necesarias.

¿Cuándo empiezo a vacunar a mi perro? Ya sabemos que en estas fechas aumenta el número de hogares en los que ingresa un nuevo y especial componente de la familia: un cachorrito.

Una vez que se nos pasa el ataque de nervios al ver cumplido nuestro sueño empiezan a acumularse en nuestra menta las primeras dudas sobre lo que tenemos que hacer.

En primer lugar hay que darle mucho cariño, algo que hacemos sin darnos cuenta y que nuestro nuevo amiguito percibe en cuento lo estrujamos en nuestros brazos. También debemos conseguir lo más pronto posible alimento que esté preparado para esta etapa de su vida. Lo ideal sería que Papá Noel o los Reyes Magos nos dejaran también comida como la que estaba tomando el cachorrito antes de pasar a formar parte de la familia y así evitar problemas como el tener que ir a buscar comida en unos días en los que la mayoría de tiendas están cerradas.

También debemos buscarle un sitio donde pueda descansar cuando acabe agotado de jugar. No olvidemos que los cachorritos necesitan descansar igual que hacemos con los niños pequeños y que es importante que se vayan haciendo a un sitio donde descansar y donde no sean molestados. Ya sé que son tan pequeñitos y mimosos que queremos que duerman en nuestra cama con nosotros pero eso es una costumbre que después cuesta trabajo erradicar y que, además resulta antihigiénica (no olvidemos que los cachorritos suelen hacer sus necesidades en cuanto tienen ganas y que es más que probable que acaben haciéndolas en la cama.

Por último, y no menos importante, debemos acudir a un veterinario de confianza para que realice una observación del perrito para que vea que se encuentra en perfectas condiciones de salud ( no hay síntomas de enfermedades infecciosas ni parasitarias) y que, hasta donde es posible, descarte la presencia de enfermedades congénitas y hereditarias (paladar hendido, cardiopatías, criptorquidia, anomalías esqueléticas, etc., etc.).

A la vez que se hace este reconocimiento, el veterinario nos dará información sobre la alimentación que debe tomar el cachorrito, siempre adecuada a la raza y edad, medidas higiénicas a seguir y, la pauta de vacunación indicada para su caso.

Normalmente la vacunación se inicia sobre los dos meses de edad, en ocasiones un poco antes, pues es en este momento cuando las defensas que aportó la madre empiezan a disminuir lo suficiente como para no poder evitar que el cachorro enferme si contacta con el agente infeccioso en cuestión y es también en ese momento cuando las defensas maternas ya no van a interferir con la vacunación permitiendo que esta sea lo más efectiva posible.

Las defensas maternas empiezan a descender normalmente a partir de las seis semanas pero esto no es algo fijo. En ocasiones empiezan a disminuir antes y en otras después. Por ello, dependiendo del criterio del veterinario, la vacunación se iniciará antes o después y también finalizará cuando se estime oportuno (aquí va a influir la edad del perro; cuándo se destetó; la procedencia del mismo; estado sanitario en el que se encuentra; la presencia de alguna enfermedad en la zona de residencia del perro; enfermedades que puedan aparecer durante el periodo de vacunación, etc.).

La vacunación es uno de los procedimientos más importantes que hay para prevenir enfermedades en nuestros perros. A día de hoy todavía hay quien aconseja que los cachorritos no salgan a la calle durante esta fase y hay, incluso, quien no los vacuna creyendo que al no salir a la calle no están expuestos a riesgos.

No debemos olvidar nunca que nosotros mismos podemos ser la fuente de contagio para nuestros perritos. Nosotros sí salimos a la calle y, como nos gustan los perros, es muy normal que acariciemos a más de uno. Es posible que alguno de esos perros pueda ser portador de alguna enfermedad y que podamos pasársela a nuestro cachorro cuando llegamos a casa y lo acariciamos y nos dejamos lamer por él cuando nos muestra su cariño.

También es posible que podamos pisar pisar alguna excreta de algún perro enfermo y que nos llevemos a casa con nosotros una fuente de infección o de formas parasitarias que pueden causar una parasitación en nuestros perritos. Y eso que no han salido de casa.

También hay perritos que no se bañan hasta finalizar la pauta de vacunación pues sus dueños creen que al bañarlos pueden coger «el moquillo». Todavía no he visto ningún estudio donde se diga que el agua de un baño produce alguna enfermedad. El problema de los baños está en no secar después perfectamente a nuestro perrito. Si de queda húmedo y se enfría pueden bajar las defensas y hacer que la vacunación no sea lo efectiva que debiera y, además, si las defensas están bajas y contacta con algún agente infeccioso, es más fácil que nuestro cachorro pueda padecer esa enfermedad.

Es muy importante que no olvidéis que una etapa muy importante en el desarrollo comportamental de nuestro perro es la que va desde el mes y medio hasta los tres meses, tres meses y medio. Esta es la etapa de socialización y en ella aprende a relacionarse con otros perros (grandes y pequeños), con las personas ( niños, adultos, ancianos), los ruidos ambientales (tráfico, sirenas, etc.). Si esperamos a que nuestro perrito esté vacunado del todo para sacarlo a la calle habrá finalizado ya este precioso tiempo y es más que probable que haya problemas con el comportamiento de nuestro perrito ( miedo a otros perros que se acercan a él con intenciones de juego, miedo a las personas que no sean de su entorno y que pueden originar agresiones, fobia a ciertos ruidos, etc.).

En artículos y vídeos posteriores os hablaremos sobre las pautas vacunales más habituales en nuestros perros.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Comments

  • Wagner

    febrero 28, 2017

    Gracias por la explicacion.
    Tengo una consulta.
    Tenemos una cachorra de 2 meses aprox., le estamos dando las galletas para cachorro remojadas en agua hervida (de un dia para otro). No se si esto ha influenciado, pero no tiene control de la orina, e incluso mientras esta alzada o jugando repentinamente se hace la pis. si podrian ayudarme con esta consulta. Gracias

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed