Dolor en la zona anal en los gatos.

Dolor en la zona anal en los gatos. Puede deberse a diversas causas pero, entre las más frecuentes, se encuentra la afección de los sacos anales.

Dolor en la zona anal en los gatosCuando se presenta dolor en la zona anal en los gatos, el problema puede tener diversos orígenes, destacando entre ellos la afección de los sacos anales. También puede haber otras causas como son mordeduras en la zona en peleas (territoriales, en época de celo, etc.), traumatismos (enganche con alambres, atropellos, etc.), afecciones del esfinter, mucosa rectal y anal ( procesos ulcerativos, neoplasias, enfermedades autoinmunes, etc.), las dermatitis producidas por la formación de tapones de excremento en gatos de pelo largo, la presencia de algún cuerpo extraño que no pueda salir ( son frecuentes los hilos y otros cuerpos extraños lineales), etc.

Como vemos, las causas de dolor en la zona anal en los gatos son muy variadas. Lo que el propietario del gato afectado va a notar en su animal es que se lame la zona afectada, no se deja explorar la zona (llegando a agredir a quien intente tocarla), se esconde, no quiere comer, hay problemas para defecar (estreñimiento debido al dolor).

Cuando se note este tipo de problema en nuestro gato, debemos acudir rápidamente a nuestro veterinario de confianza pues, aunque no sea normalmente un problema que ponga en riesgo la vida de nuestro gato, sí que suele tratarse de procesos muy dolorosos para él y debemos poner remedio a la situación lo más pronto posible.

Una vez en la clínica, se pregunta al dueño por el problema, se realiza un examen general del paciente y, normalmente bajo sedación o anestesia, se procede a explorar la zona afectada. Como decíamos antes, las afecciones de esta zona son muy dolorosas y, para no causar excesivo dolor a la manipulación y cura de la zona es por lo que se procede a tranquilizar al paciente.

Según cuál sea la causa del problema se verá si es preciso recurrir a más pruebas diagnósticas, tales como radiología, ecografía, toma de biopsias y/o analítica de sangre. Hay enfermedades que van a requerir estudios más profundos para conocer el origen del problema y saber si hay más órganos afectados ( neoplasias, enfermedades de tipo autoinmune, presencia de cuerpos extraños, etc.).

Una vez que sepamos cuál es el problema al que nos enfrentamos, instauraremos el tratamiento pertinente. Se evacuará el contenido de los sacos anales, se drenarán los abscesos, se curarán las heridas, se quitarán los tapones de excremento, etc., además de instaurar el tratamiento médico oportuno ( antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios, etc.) que el caso requiera.

Como ya sabéis, en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info) y que también está operativo las 24 horas para poder responder a todas las dudas que tengáis sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

 

Comentarios

  • Raquel

    noviembre 26, 2017

    Hola,tengo una pareja de gatos que llevan apareandose 24 horas casi sin interrupción,temo que eso les ocasioine irritación excesiva, he leído que los gatos tienen un alto umbral de dolor.

Comentar

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed