Mi perro tiene una hernia perineal.

Mi perro tiene una hernia perineal.

Mi perro tiene una hernia perineal.

Mi perro tiene una hernia perineal. Otro tipo de hernia que se puede presentar en nuestros perros.

Mi perro tiene una hernia perineal. Este es otro tipo de hernia que puede presentarse en nuestros perros y cuya localización es caudal.

En artículos anteriores ya definíamos lo que era una hernia pero volvemos a recordarlo para los que no los hayan podido leer. Una hernia consiste en la presentación de una debilidad o defecto en la pared de una cavidad corporal que origina que parte de su contenido se salga de ella.

En este caso que nos ocupa, la hernia perineal del perro, el problema se presenta en dicha zona, la perineal, y lo que ocurre es que se presenta una debilidad en las estructuras del conocido como diafragma pélvico ( músculos, fascia) originando que parte del contenido de la cavidad pélvica salga de su posición habitual hacia el subcutáneo de esta zona.

La hernia perineal se presenta sobre todo en perros machos, aunque no exclusivamente, y de edades maduras. Puede ser un problema uni o bilateral aunque no tienen por qué aparecer a la vez.

¿Cómo podemos notar que nuestro perro tiene una hernia perineal? Como en las otras hernias que hemos mencionado lo primero que puede notar el propietario de un perro afectado por este tipo de hernia es la aparición de un abultamiento en uno o en ambos lados del ano. Dependiendo del tamaño del anillo herniario y del contenido que haya, el abultamiento será mayor o menor y su consistencia más o menos blanda.

Como es una alteración más frecuente en perros machos y de edades maduras hay teorías en las que se implica en la aparición de esta hernia el padecimiento de una hiperplasia prostática benigna, frecuente en los perros machos de estas edades. Con el aumento de tamaño de la próstata se aumenta la presión sobre el diafragma pélvico y facilita que aparezca esta hernia.

A través del diafragma debilitado pueden pasar vísceras tales como el recto, lo que origina problemas a la hora de defecar originando cuadros de estreñimiento bastante severos. En otras ocasiones puede herniarse próstata y/o vejiga urinaria originando problemas en la micción que en ocasiones llegan a impedirla y esto también se convierte en una urgencia veterinaria.

Cuando el propietario nota un abultamiento en la zona perineal o síntomas tales como estreñimiento con intentos de defecar sin conseguirlo, o con la aparición de heces muy duras, moco con sangre, etc. o la dificultad o imposibilidad para la micción, debe acudir a su veterinario de confianza. El veterinario realizará un examen general del perro y luego estudiará el problema en concreto, lo que a veces requiere de pruebas complementarias tales como radiografías o ecografías para valorar el contenido de la hernia. También intentará valorar el tamaño del anillo herniario y verá si es preciso realizar otras pruebas tales como analíticas de sangre si lo considera preciso.

Una vez que se diagnostica la presencia de una hernia perineal ( recordemos que puede ser bilateral), se procederá a instaurar tratamiento. El tratamiento para resolver esta hernia es de tipo quirúrgico. Se debe proceder al cierre del diafragma pélvico mediante la sutura de sus componentes o mediante la utilización de implantes de malla si el caso lo requiere.

No debemos olvidar que en ocasiones el problema no sólo radica en la hernia como tal sino en la presencia de órganos en su interior, los cuales pueden sufrir alteraciones tales como estrangulamiento, lo que corta el riego sanguíneo de la parte afectada y pone en peligro la vida del paciente. Es por ello que, a veces, es más urgente resolver primero los trastornos que ocasiona la hernia y luego se resuelve dicha hernia.

Hay estudios sobre la influencia de las hormonas sexuales masculinas en el diafragma pélvico y como también puede haber implicación de la próstata ( cuando existe aumento de tamaño de la misma), se suele realizar la castración de los perros a la vez que la intervención de la propia hernia.

En ocasiones, mientras se interviene al animal o debido a que por diversos motivos no puede hacerse, se instaura tratamiento para facilitar la eliminación de las heces mediante el uso de reblandecedores, laxantes y dietas ricas en fibras, pero son siempre tratamientos de apoyo o paliativos ya que la solución definitiva es siempre quirúrgica.

Más información sobre hernias en perros

Os recordamos que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas  así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para solucionar todas vuestras dudas sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de nuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

 

 

Comments

  • Laura

    noviembre 10, 2016

    Te go a mi perro pequines tiene hernia perineal quiero saber q tipo de dieta le puedo hacer porque le cuesta mucho defecar, gracias

  • Luisa

    julio 3, 2017

    Hace un año recogí a una perrita de la calle que tiene una hernia perineal pero debido a que no sabía en que fecha es su celo HOY uno de mis perros la monto, y tengo miedo que tenga un embarazo riezgoso, tiene que ver esa Hernia con él embarazo?

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed