Mi perro tiene un bulto en el codo.

Mi perro tiene un bulto en el codo.

Mi perro tiene un bulto en el codo.

Mi perro tiene un bulto en el codo. Un problema que puede aparecer en el codo de nuestros perros es un abultamiento conocido como bursitis o higroma de codo.

Mi perro tiene un bulto en el codo. Nuestros perros, al igual que pasa con nosotros, estamos expuestos a sufrir problemas en las articulaciones. Uno de estos problemas es la bursitis o higroma del codo, que suele ser frecuente en perros de razas grandes y gigantes, lo que no quiere decir que no pueda afectar a perros de razas pequeñas, aunque sea bastante más raro.

La articulación del codo tiene una cápsula con una membrana sinovial que es la que produce el líquido sinovial que baña la articulación favoreciendo su movilidad. Cuando esa membrana se inflama debido a traumatismos violentos agudos o a traumatismos leves pero repetitivos aparece este problema de la bursitis.

El cuidador va a notar que su perro tiene un abultamiento en el codo, que puede ser bastante pronunciado y que causa gran preocupación. En ocasiones no hay síntomas de dolor o cojera del miembro afectado pero en otras la cojera puede ser bastante manifiesta.

Como decía más arriba la causa puede ser un traumatismo violento o leve pero repetitivo, por lo que se debe hacer una buena exploración del miembro afectado ya que puede haber lesiones bastante importantes como luxaciones, subluxaciones de codo, fracturas de codo, etc.

Cuando la inflamación no es muy severa se puede tratar con reposo, un buen vendaje compresivo ( que debería poner un veterinario para que este vendaje cumpla perfectamente su misión y no cause ningún problema como, por ejemplo, falta de riego a la parte distal de la extremidad) y antiinflamatorios no esteroideos.

Si hay mucho líquido acumulado se puede hacer una aspiración de ese líquido, siempre en óptimas condiciones de asepsia y después instaurar el tratamiento anterior.

Sólo en contadas ocasiones se debe recurrir a tratamiento quirúrgico, que debería ser realizado por un cirujano experto en este tipo de operaciones para que la resolución del caso sea definitiva y no haya posibilidad de que vuelva a presentarse el problema en esa extremidad.

Si tenemos perros de razas grandes o gigantes y queremos prevenir esto podemos hacerlo acostumbrando a nuestro perro, desde cachorro, a dormir en una superficie adecuada, firme y blanda y que también en el sitio donde suela pasar el tiempo en el exterior, tenga una superficie blanda como puede ser la arena o el césped. Cuando no podemos tener esto existe la posibilidad de buscar protectores de codos para los perros.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada), tenéis a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias y el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), ambos operativos las 24 horas para atender todas las dudas que tengáis sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

 

Comentar

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed