Mi perro o mi gato tiene una herida.

Mi perro o mi gato tiene un herida.

Mi perro o mi gato tiene un herida.

Mi perro o mi gato tiene una herida. ¿Qué debemos hacer cuando nuestro perro o nuestro gato se producen una herida? Lo primero es la limpieza.

Mi perro o mi gato tienen una herida. La presencia de heridas en nuestros perros y gatos es algo tan habitual como en nosotros mismos. En muchas ocasiones, quizás la mayoría de las veces, no somos conscientes de cómo se la han producido y lo único que podemos apreciar es la herida como tal o las manchas de sangre que puedan haber en el pelo de nuestro animal o en el suelo, cama, etc.

Cuando la herida es importante y se produce un sangrado abundante debemos ante todo frenar la hemorragia. En el artículo que dedicamos a esto hace unas semanas podéis encontrar toda la información necesaria.

Las heridas pueden presentar una imagen muy similar entre ellas pero la causa puede ser muy distinta. Podemos poner un ejemplo entre las heridas producidas por quemaduras por rozamiento tras un atropello y las heridas que puede inducirse el mismo animal al mordisquearse una zona debido a que padece un intenso picor.

Obviamente el tratamiento de la herida va a ser igual pero también hay que tratar la causa de la herida (picor del animal en un caso) y descartar otras lesiones, incluso peligrosas para la vida del mismo ( como consecuencia del atropello).

Lo primero que hay que hacer ante una herida es lavarla. En la clínica se suele hacer con abundante suero fisiológico pero no es normal que se tengan botellas del mismo en casa. Un lavado con agua tibia, abundante, eso sí, será suficiente para arrastrar todas las partículas de suciedad que haya en la herida.

Si en la herida hay pelos pegados es aconsejable el recortar los pelos que hay en ella y los de alrededor para evitar que también puedan pegarse. Una vez recortados los pelos se lava la herida y observamos si es profunda o superficial. En el caso de heridas profundas aconsejamos acudir a nuestro veterinario habitual para que sea él quien realice una buena exploración y proceda a tratar la herida con medicamentos o con sutura si es preciso.

Si la herida es superficial, tras lavarla con agua podemos utilizar una solución de povidona yodada diluida a la mitas con agua. Esta dilución la aplicamos sobre la herida y la zona que la rodea. También podemos utilizar clorhexidina para tal fin.

Debemos tener en cuenta la causa de las heridas pues no es igual una herida producida por el lamido constante del perro ante un picor exagerado en una zona a que la herida sea fruto, por ejemplo, de una quemadura. En el caso de las quemaduras, sobre todo en las más severas, la piel suele necrosarse (se muere), se acartona y se acaba desprendiendo. Según la extensión esto puede ser más o menos grave y va a requerir curas por parte del veterinario pues habrá que ir retirando el tejido muerto y tratar la herida tanto vía tópica con pomadas antibióticas como por vía sistémica con antibióticos y antiinflamatorios analgésicos.

En el caso de heridas poco profundas, pequeños cortes, úlceraciones, etc., se suele recurrir a la aplicación de pomadas antibióticas y cicatrizantes para facilitar la pronta curación de la lesión e impedir que se presente una infección.

Junto a estos tratamientos es muy importante evitar que nuestro perro o nuestro gato puedan tocarse la zona lesionada y que estamos tratando. Para ello se suele recurrir al uso de los collares isabelinos tal y como ya describimos en el artículo de la semana pasada.

Como resumen podemos decir que ante una herida lo primero que hay que hacer es localizarla bien, controlar la hemorragia, si la hubiera, limpiar con agua abundante si no tenemos suero ( agua tibia a la que podemos añadir povidona yodada), quitar los pelos adheridos y pelar la zona para evitar que puedan pegarse más pelos. Según el tipo de herida, usar antisépticos como la povidona yodada o la clorhexidina, pomadas antibióticas o pomadas cicatrizantes. De todas formas, como siempre aconsejamos, lo ideal sería que fuera vuestro veterinario quien instaurara el tratamiento pertinente y controlara la evolución de las heridas más importantes.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed