¿Mi perro puede tener Alzheimer?

¿Mi perro puede tener Alzheimer?

¿Mi perro puede tener Alzheimer?

¿Mi perro puede tener Alzheimer? Los problemas neurodegenerativos son mucho más frecuentes en los perros de lo que nos puede parecer.

¿Mi perro puede tener Alzheimer? Con el envejecimiento de nuestros perros, tal y como ocurre en nosotros, los órganos se van deteriorando y van apareciendo síntomas de ese deterioro.

En relación al cerebro, también va a sufrirlo y ese deterioro de tipo neurovegetativo es lo que se conoce como síndrome de disfunción cognitiva. En esta alteración se afectan las capacidades de aprendizaje, memoria percepción y consciencia y por lo tanto es muy similar a la conocida enfermedad de Alzheimer que padecemos los humanos.

Como la esperanza de vida de nuestros perros ha aumentado en los últimos años, la frecuencia de presentación de esta enfermedad también lo ha hecho y así hay estudios que estiman que sobre un 25% de los perros mayores de ocho años estarán afectados en mayor o menor grado por esta patología.

Como decía más arriba, en esta enfermedad se afectan las capacidades de memoria, aprendizaje, percepción y consciencia, varias o todas estas capacidades y en mayor o menor grado, por lo que el diagnóstico puede ser dificultoso al principio del proceso y claramente más fácil cuando ya está bien establecido.

Para el diagnóstico de este proceso nos vamos a fijar en una serie de cambios comportamentales que aparecen en nuestro perro.

En relación a su higiene, puede haber problemas tales como que el perro se orine en cualquier sitio, con o sin continencia ( en la incontinencia veremos cómo el perro puede orinarse sin apreciarlo, siendo más normal que aparezca este problema durante el sueño): también puede cambiar su hora de eliminación (la mayoría de los perros tienen un horario establecido a lo largo de sus vidas en el que realizan sus eliminaciones y cuando se presenta esta enfermedad puede alterarse considerablemente este horario).

En relación a la orientación, se puede apreciar que el perro afectado anda como perdido, sin poder encontrar la salida de un cuarto; perdiéndose en sitios en los que suele pasear habitualmente, se quedan quietos en un rincón con la cabeza apoyada contra la pared; se meten en sitios de los que después no pueden o no saben salir; etc.

Respecto a lo que se conoce como el ciclo del sueño y vigilia, también se alteran en estos perros y pasan por ejemplo a estar toda la mañana durmiendo y después pasan toda la noche deambulando por la casa.

En el aspecto de las relaciones con otros perros o con los seres humanos puede haber reacciones anómalas incluso agresivas aunque aparentemente no haya habido ninguna situación de amenaza patente. Pueden jugar menos y olvidan las órdenes que tenían aprendidas.

Cuando nuestros perros presentan sintomatología de este tipo, el veterinario les realizará un examen completo que le indique en qué estado se encuentra el animal. Se suele recomendar realizar un chequeo que comprende analítica de sangre y orina, radiografía de tórax, electrocardiografía y ecografía abdominal.

Como estos síntomas anteriores también pueden presentarse en otras patologías a nivel cerebral ( problemas degenerativos, vasculares, inflamatorios, neoplásicos, etc.) hay que intentar descartarlos para llegar al diagnóstico final de que nuestro perro padece un síndrome de disfunción cognitiva senil. Si tenemos a alcance el poder realizar un TAC también puede aportarnos mucha información.

Una vez que se llega al diagnóstico definitivo se instaurará el tratamiento pertinente, siempre supervisado por nuestro veterinario y que normalmente conlleva un tratamiento farmacológico junto a un tratamiento comportamental que estimule a nuestro perro  y permita mantener las capacidades afectadas lo más controladas posible.

Es importante no dejar pasar el tiempo cuando notamos estos cambios en nuestros perros e intentar poner tratamiento cuanto antes, lo que hará que su calidad de vida sea lo mejor posible, pero no debemos olvidar que es una enfermedad que hay que tener muy vigilada pues va a requerir un seguimiento contínuo por parte de los propietarios para evitar, por ejemplo, que nuestro perro se pueda lesionar cayendo por unas escaleras (hay que actuar igual que hacemos cuando tenemos un niño pequeño o una persona afectada de Alzheimer en casa, facilitándoles las cosas y evitando riesgos innecesarios).

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Comments

  • NORIL SOTO PAJARES

    septiembre 10, 2017

    hola mi perro tiene 12 años es un golden presenta marcada agitacion y muy temeroso busca donde refugiarse,aveces se queda contra la pared y continua agitandose osea mucho jadeo

    puede ser sintoma demencial .gracias

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed