Mi perro se ha tragado algo.

Mi perro se ha tragado algo.

Mi perro se ha tragado algo.

Mi perro se ha tragado algo. Son muy habituales las visitas a la clínica debido a que nuestros perros se han tragado algo que sospechamos les puede hacer daño.

Mi perro se ha tragado algo. Es muy frecuente que llamen a la clínica o que lleguen pacientes que se han tragado algo que no debían y sus dueños están preocupados por si puede pasarles algo.

Cuántas veces no nos habrá ocurrido que se nos ha caído algo al suelo o que vamos paseando por la calle y nuestros perros, rápidos como una bala y operando como la mejor aspiradora, cogen lo que se ha caído e, incluso, se lo tragan.

La ingestión de cualquier objeto ( clips, pinzas, huesos, muñequitos , etc.) puede acarrear a nuestro animal importantes trastornos digestivos, respiratorios o sistémicos. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del tipo de cuerpo extraño que el animal ingiera, los efectos van a variar.

Podemos encontrarnos con que ingieran algún alimento o planta que les siente mal por estar en mal estado, por ser irritante o por ser tóxico. Así, se pueden presentar síntomas de una gastroenteritis con vómitos, diarrea, o las dos cosas a la vez.

En el caso de cuerpos extraños duros ( pinzas, huesos grandes, piedras) pueden quedar alojados en la boca, caso frecuente por ejemplo con los palos o los huesos de chuletillas, que quedan atrancados en la arcada superior y provocan dolor y sangrado.  Esto lo notamos porque el perro babea mucho, llora, se da con las patas en la boca intentando sacarse el objeto, etc. En ocasiones se puede sacar el objeto con la mano ( depende del carácter del perro y de cómo está de atrancado el objeto). En otras ocasiones hay que recurrir a sedar al perro para poder trabajar bien y causar menos dolor.

Otra posible localización del cuerpo extraño es la faringe, lo que puede ocasionar un cuadro de asfixia y requiere tratamiento urgente para extraer el objeto ( si hay obstrucción completa al paso de aire puede haber muerte rápida por asfixia y hay que actuar enseguida).

El cuerpo extraño se puede alojar en el esófago y causar obstrucción parcial o completa. Si Es parcial el perro puede tomar líquido pero regurgita los sólidos ( cuando el perro regurgita el contenido que sale viene del esófago y suele ser alimento sin digerir, con forma alargada, de tubo, y no hay esfuerzos para echarlos como sí ocurre con el vómito. En la completa también se dificulta el paso de líquido. Hay también babeo, intranquilidad o dolor, dependiendo del tipo de objeto que haya.

En ocasiones el cuerpo extraño puede ser un anzuelo, que suele ir con un trozo de sedal, algo que es frecuente de ver en las zonas de playa. Los objetos que se clavan pueden originar daño en el esófao pero también pueden afectar a otros órganos como, por ejemplo, la tráquea, o producir una infección en mediastino, etc.

Cuerpos extraños en estómago

Cuerpos extraños en estómago

Otros cuerpos extraños pasan al estómago (piedras, huesos, juguetes, monedas, chupetes, agujas, etc.) y pueden originar un cuadro de gastritis con vómitos y dolor abdominal. Además hay ciertos cuerpos extraños, como monedas por ejemplo, que van a tener un efecto tóxico por acción de los jugos digestivos.

 

 

 

Cuerpos extraños en intestino

Cuerpos extraños en intestino

Si el cuerpo extraño pasa al intestino puede producir producir lesión en la pared, obstrucción y necrosis de la zona afectada. Si el daño intestinal es severo o si se perfora el intestino por el cuerpo extraño se puede originar una peritonitis que es muy grave. Síntomas de cuerpos extraños en intestino pueden ser la aparición de diarrea o de estreñimiento, dolor abdominal, vómitos, etc.

Los cuerpos extraños en esófago se pueden intentar extraer con endoscopia y si no es posible hay que empujarlos hacia estómago y extraerlos desde ahí. Algunos cuerpos extraños de estómago pueden extraerse con endoscopia pero otros requieren de cirugía para su extracción, al igual que ocurre con los que están localizados en intestino.

Como ahora llega la Navidad y con ella nuestros niños reciben muchos regalos, hay que tener mucho cuidado con los juguetes, sobre todo los que tienen muchas piezas pequeñas, ya que nuestros perros pueden jugar con ellas y tragárselas.

Siempre que tengamos sospecha de que nuestro perro se ha tragado algo debemos consultarlo con nuestro veterinario pues hay casos en los que podemos esperar a ver la evolución y en otros habrá que actuar con urgencia. En muchas ocasiones, cuando nuestros perros se tragan algo, una de las medidas que suelen tomar sus dueños es intentar hacerlos vomitar para que expulsen ese cuerpo extraño pero es algo muy peligroso ya que podemos originar un daño mayor o incluso favorecer que haya un problema de asfixia.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

 

 

 

 

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed