¿Qué macho elijo para montar a mi perra?

¿Qué macho elijo para montar a mi perra?

¿Qué macho elijo para montar a mi perra?

¿Qué macho elijo para montar a mi perra? Esto puede parecer algo banal pero llega a tener mucha importancia si queremos evitar problemas tanto antes como después del parto.

¿Qué macho elijo para montar a mi perra? Ya que hemos decidido que queremos tener una camada y hemos encontrado el momento óptimo para la monta, debemos tener ya localizado el macho ideal para ello. Esto tiene mucha más importancia de lo que creemos pues enseguida pueden empezar a surgir los problemas.

Ante todo tenemos que tener presente que va a haber diferencias según sea nuestra perra de raza pura o sea mestiza. Normalmente, si nuestra perra es de raza pura, vamos a intentar cruzarla con un macho de idéntica raza, aunque, por supuesto, esto no es una obligación.

Si nuestra perra tiene pedigrí y nos dedicamos a la cría, concursos, etc., lo normal es que busquemos un macho que también lo posea. No olvidemos que el pedigrí es el árbol genealógico del perro y que el hecho de tenerlo no no va acambiar el que nuestro perro sea mejor o peor . Hay muchos perros in pedigrí (sus propietarios no lo han tramitado) y son mucho mejores ( en relación a las características raciales) que otros que sí lo poseen.

En relación a estos cruces, con machos de la misma raza y com pedigrí, debemos tener en cuenta que hay que intentar evitar la consanguinidad ya que, en estos casos es más frecuente la presentación de alteraciones que tengan relación con la carga genética de los progenitores. Ya sabemos que hay muchas enfermedades que tiene una base genética y que con este tipo de cruces se multiplica la posibilidad de presentación de esas enfermedades.

Si la monta va a ser con un macho de raza distinta o mestizo, deberíamos fijarnos en que su morfología y tamaño fuera similar al de la hembra. Si, por ejemplo, cruzamos una perra de tamaño medio y constitución similar a un podenco con un macho de un tamaño parecido pero con una conformación braquicéfala ( como la del bulldog francés, por ejemplo), pueden surgir problemas a la hora del parto ya que el canal del parto de la hembra no está adaptado al tamaño que puede presentar la cabeza del cachorro si se parece al padre y entonces haya que recurrir a realizar una cesárea en la perra.

Tanto en el caso anterior como si cruzamos a perras de ese tipo braquicéfalo con machos de igual raza, es muy frecuente que el parto se realice mediante cesárea y eso es algo que debemos tener muy en cuenta antes de la monta. Si lo tenemos claro, es más que aconsejable llevar un control de la gestación por parte del veterinario para así orientar el momento del parto y tener programada una cesárea en caso de que sea necesaria.

En todos los casos, tanto si vamos a cruzar perros de igual raza como de diferentes, debemos evitarlo si uno de los progenitores es portador de alguna enfermedad hereditaria pues se va a perpetuar el problema. Los buenos criadores eliminan de sus planes de reproducción los animales que tengan este tipo de problemas.

Por último, nos podemos encontrar con problemas a la hora de la monta y es en casos de machos o hembras primerizas, que no consiguen realizar una monta efectiva. También puede haber problemas si alguno de los dos, tanto macho como hembra, padezca alguna enfermedad por ejemplo del aparato locomotor o de la columna vertebral  y no pueda adoptar la postura para la monta. Si la hembra padece algún problema de este tipo o hay alguna enfermedad que lo contraindique, no debemos realizar el cruce con ella. Si por el contrario es el macho el que no pueda realizar la monta ya que está impedido para ello o debido a que la hembra no lo acepta, podemos recurrir a la inseminación artificial,  pero siempre intentando encontrar el momento óptimo para ello ya que así habrá más posibilidades de tener éxito.

Por último, y en respuesta a una pregunta muy habitual que nos hacen en la clínica, no es necesario buscar  un macho más pequeño que nuestra hembra porque así evitaremos problemas en el parto. Normalmente los machos de todas las razas van a ser más grandes que las hembras y eso no implica que se eleve el riesgo de problemas en el parto si monta a la hembra. Si queremos buscar un macho más pequeño para ver si obtenemos cachorros de tamaño adulto inferior, pues adelante. Si lo hacemos por evitar problemas durante el parto, eso no es ninguna garantía de ello ( en perros de igual raza y tipología).

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Comments

  • jim

    marzo 12, 2016

    La veterinaria de guaderiacaninamontverde.com me recomendó que cuando escogiera al macho para mi perro salchicha fuera con cuidado ya que al ser perritos tan pequeños les cuesta mucho quedar embarazados.

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed