¿Cómo sé si mi perro tiene sobrepeso?

¿Cómo sé si mi perro tiene sobrepeso?

¿Cómo sé si mi perro tiene sobrepeso?

¿Cómo sé si mi perro tiene sobrepeso? El problema del sobrepeso y obesidad en nuestros perros es tan frecuente como en nosotros pero muchas veces no sabemos reconocerlo.

¿Cómo sé que mi perro tiene sobrepeso? Nuestros perros también padecen esta epidemia tan frecuente en los seres humanos y, como en nosotros, están expuestos a los riesgos que conllevan el sobrepeso y la obesidad.

Es muy habitual que los propietarios nos pregunten en la clínica sobre cuánto deberían pesar sus perros y la respuesta a esa pregunta es que eso va a depender de la condición corporal de cada uno.

¿Qué quiere decir que va a depender de la condición corporal? Quiere decir que cuando un perro tiene una condición corporal óptima, el peso que tenga en ese momento será el adecuado para él. Un perro tiene una condición óptima cuando las costillas se palpan con facilidad, se puede apreciar bien su cintura y tiene el abdomen recogido.

Si las costillas son visibles, al igual que otras prominencias óseas tales como las vértebras lumbares, huesos de la pelvis, etc. decimos que el perro está delgado. Cuanto más marcados sean estos detalles, peor será la condición de nuestro perro. En casos extremos nos encontramos con lo que se denomina un perro caquéctico, que suele ser un animal que padece una desnutrición severa o que padece alguna enfermedad grave y consuntiva.

En el apartado anterior tenemos unas excepciones, como suelen ser los galgos y razas emparentadas, en los que un perro en condición óptima va a tener visibles las costillas y un abdomen muy recogido pero que mostrará una gran masa muscular a nivel de las extremidades, por ejemplo.

Cuando cuesta más trabajo palpar las costillas, la cobertura grasa empieza a ser más evidente, se va perdiendo la cintura y el abdomen no está recogido ya empezamos a encontrarnos con que nuestro perro empieza a tener sobrepeso.

Si ya no se pueden palpar las costillas, la cobertura grasa es gruesa, no se aprecia la cintura y el abdomen está distendido, nos encontramos con perros que padecen obesidad. No debemos confundir este estado con el que presentan algunos perros con enfermedades tales como algunas cardiopatías, enfermedades hepáticas, digestivas o neoplásicas en las que se produce un acúmulo de líquido en abdomen, algo que se conoce por ascitis, y da la imagen de un perro obeso pero en el que, si nos fijamos, podemos palpar o apreciar las costillas a simple vista al igual que otros salientes óseos, lo que significa que más que obeso, nuestro perro está delgado e incluso puede que demasiado delgado (caquéctico).

Mucha gente se fija en tablas de peso adaptadas a las distintas razas de perros y quieren que sus animales tengan el peso que viene en esas tablas. Esto puede llevar a errores en la alimentación. Imaginemos que en las tablas pone que un pastor alemán debe pesar entre 32 y 35 kg y nuestro perro, de esa raza, pesa 28 kg. Si nos fijamos en esas tablas podemos pensar que nuestro perro está delgado y le aumentamos la dosis diaria de alimento o le proporcionamos suplementos para que ganen peso y lo que podemos conseguir es que nuestro perro tenga sobrepeso o se ponga obeso.

No debemos olvidar que hay una cierta variación dentro de cada raza y que podemos encontrarnos con animales más grandes o más pequeños; animales con una estructura más robusta o más fina; animales con más masa muscular o con menos; y todo esto va a influir en el peso.

Es por ello por lo que tenemos que fijarnos en la conformación corporal de nuestros perros y tomar como su peso ideal el que tenga cuando su condición corporal sea óptima. Una vez que tengamos ese peso sabremos que: si gana peso por encima de ese valor nuestro perro tendrá sobrepeso y si pierde peso por debajo de ese valor nuestro perro estará delgado y tendremos que buscar las causas de esa ganancia o pérdida de peso.

Es importante no sólo estar preocupados por el sobrepeso y la obesidad, que ya sabemos que conllevan una serie de riesgos importantes para la salud de nuestros perros, sino que también debemos estar pendientes de las pérdidas de peso, que pueden ser indicativas de enfermedades muy graves y que ponen en riesgo la vida de nuestros queridos compañeros.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de tuveterinario.info

Post a Comment

Consecte libero id faucibus nisl tincidu. Magna etiam tempor orci lobor faculs lorem ipsum.

Instagram feed